¿Alguna vez has pensado en matarte?

Sip… esa pregunta la hizo no sé quien en no sé que momento. Pero fue hace poco.

Mi respuesta fue : Nunca!

Pero en mi mente un recuerdo de mi infancia bailaba tango.

Hace muchos años (8 creo) leí este poema… y la verdad es que me impactó.

Se los dejo… es de Fernando Pessoa (la lleva el tipo).

Si tienen tiempo léanlo . En especial para todos los que estuvieron en ese momento.

——————————————————————-


Si te quieres matar,

¿por qué no te quieres matar?

Si te quieres matar,
¿por qué no te quieres matar?
¡Aprovecha el momento!
Yo, que amo tanto la muerte y la vida,
si osara matarme, además me mataría…
Ya que llegas a osar ¡hazlo!
¿De qué te vale
el cuadro sucesivo de imágenes externas
al que llamamos mundo?
Ese cine de las horas que van representando
los actores de unas convenciones
y poses determinadas,
circo policromo de nuestro dinamismo sin fin …
¿De qué te vale el mundo interior,
que desconoces?
Tal vez si te matas lo conozcas, por fin.
Tal vez al acabar comiences…
En todo caso, si te cansa ser,
ah, cánsate noblemente.
¡No cantes como yo,
la vida por borrachera,
no saludes, como yo,
la muerte en literatura!
¿Haces falta?
¡Oh sombra fútil llamada hombre!
Nadie hace falta; a nadie le haces falta…
Sin ti, todo marchará sin ti.
Para los otros
tal vez sea peor tu existencia que tu muerte…
Tal vez les peses más
durando que dejando de durar…
¿El dolor de los otros?
¿Sientes remordimientos anticipado
por su llanto?
No te preocupes: poco te han de llorar.
El impulso vital
extingue poco a poco las lágrimas
cuando no son por cosas propias,
cuando son por lo que les sucede a los demás,
sobre todo la muerte,
que es algo tras lo cual
ya nada les sucede a los demás…
Al principio es la angustia,
la sorpresa de que haya llegado
el misterio y la falta de tu vida hablada…
Después
es el horror del ataúd visible y material,
y los hombres de negro
que ejercen la profesión de estar allí.
Después,
el velatorio de toda la familia,
inconsolable y contando historietas
mientras lamenta
ese castigo que es tu muerte,
y tú, mera causa ocasional de aquel plañir,
tú, en verdad muerto,
mucho más muerto de lo que imaginas,
mucho más muerto aquí de lo que te imaginas
aunque estés mucho más vivo más allá…
Después
la trágica retirada hacia el panteón o el hoyo,
y después es comienzo del morir de tu recuerdo.
Primero hay en todos un alivio
de la tragedia, algo pesada, de tu muerte.
Después se aligera la conversación cotidiana
y la vida de cada día recupera los días…
Después, lentamente te olvidan.
Sólo serás recordado en dos fechas,
por tus aniversarios:
Cuando cumpla los años tu nacer,
cuando cumpla los años tu morir.
Nada más, nada más,
absolutamente nada más.
Pensarán en ti dos veces cada año.
Cada año suspirarán por ti dos veces
aquellos que te amaron.
Y alguna que otra vez suspirarán
si por casualidad se habla de ti.
Enfréntate a ti mismo en frío,
y enfrenta en frío lo que somos…
Si te quieres matar, mátate.
¡No tengas escrúpulos morales,
recelos en la inteligencia!
¿Qué escrúpulos o que recelos
tiene el mecanismo de la vida?
¿Qué escrúpulos químicos
tiene el impulso que genera
las savias y la circulación
de la sangre y el amor?
¿Qué memoria guarda de los otros
el ritmo alegre de la vida?
Ah, pobre vanidad de carne y hueso
llamada hombre,
¿No ves que tu importancia es nula?
Eres importante para ti
porque es a ti a quien tú sientes.
Lo eres todo para ti
porque eres para ti el universo,
el universo propio y los otros
satélites de tu subjetividad objetiva.
Eres importante para ti
porque sólo tú te importas.
Y si eres así, oh mito,
¿por qué los otros no han de ser así?
¿Sientes, como Hamlet,
pavor a lo desconocido?
Pero, ¿qué es lo conocido?
¿Qué es lo que conoces
para que llames desconocida
a cualquier cosa espacial?
¿Sientes como Falstaff
el amor adiposo a la vida?
Si tan materialmente la amas,
más materialmente ámala aún:
¡Tórnate parte carnal de la tierra y las cosas!
Dispérsate, sistema físico-químico
de células nocturnamente conscientes,
en la nocturna consciencia
de la inconsciencia de los cuerpos,
en el gran embozo, que no emboza nada,
de las apariencias,
en la hierba
o el césped de la proliferación de los seres,
en la niebla atómica de las cosas,
en las paredes voraginantes
Del vacío dinámico del mundo…

18 pensamientos en “¿Alguna vez has pensado en matarte?

  1. Mnno… en realidad nunca he pensado en matarme. Lo que sí, alguna vez consideré entrar en el campo de la automutilación

    (ya sabes, algunos dicen que puede ser placentero)

    De todas maneras,
    wen poema.

    (me gustó eso de “amor adiposo”)

  2. jaja, yo fui la que pregunto ;)…
    me dejo pensando…y la verda es que no creo que vuelva a pensarlo, no quiero que me recuerden solo 2 veces al año :(…

    Sigue escribiendo y poniendo cosas interesantes y freaks…me encanta tu blog!

  3. Osea si lo he pensado.. pero para este momento.

    No me gustaria llegar a anciana dependiendo de gente… o en un estado no decoroso de vida.

    No me gustaria que me mantuvieran con vida con aparatos… no se es una cuestion de vivir bien.

  4. hola sebastian
    soy un alumno q paso a 4to medio en el colegio
    necesitamos el apoyo de ex alumnos en las reuniones q se realizan los miercoles a las 20 hrs en el colegio…
    cualquier cosa entra a http://www.lrt.cl
    muchas gracias!

  5. Sipos… es complicado llegar a viejo, sufrir cada dia, y que mas encima no te dejen matarte.

    Y no es cosa de los viejos noma. También hay enfermedades muy desgraciadas que te dejan postrado en cama, igual de jodido.

    Bueno… es mejor no pre-ocuparse del asunto. Al final nadie se pone de acuerdo: salen los curas, el pokemon, el médico, los familiares..

    y todo termina en un lío.

  6. Sipos… mirándolo desde ese punto de vista parece más que cuerdo.

    También podríamos sacar a tema la eutanasia… en fin… yo cacho que es demasiado polémico.

    Nadie tiene la verdad absoluta en el tema.

  7. Yo si lo he pensado…en una epoca bastante oscura” para mi, pero cuando uno lo piensa con la cabeza fria, te das cuenta ke es una reverenda estupidez.
    Lo de la Eutanasia lo encuentro completamente valido, de hecho he hablado del tema con mi mama y kedamos de acuerdo en ke si alguno kedaba postrado en una cama, desconectara el oxigeno xD, por ke de verdad, como dijo la Sandra, es poco digno vivir asi, de hecho no lo llamaria vivir, sino, sobrevivir.
    Lindo el poema igual…me hace bien leer tu caga de blog wn xD, un poco de cultura a mi cabeza atrofiada de cumbia y reggeaton le hace falta xD

    Saludos!

  8. Pingback: 100 « B.A.T.I.G.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s