Pinzhelandia

Son las 2 de la tarde y es hora de tomar una Coca-Cola Express.

Siiiii… me encanta la coca (cola), en especial la express. Es tan crítica, tan irónica, tan de mi época! Llegar, tomar y devolver lo que sobra, ¿No es eso acaso lo que hago con todas las cosas? Suena gracioso, pero esa bebida resume mi vida…. la representa.

Así que camino por Balmaceda, hacia la tienda Con-Pinche, ubicada en el corazón de Buin.

Cuatro personas atendiendo, me huele raro. Aparte del Diego y su padre se encuentran dos caras nuevas, dos extraños, dos extranjeros.

Pido mi Coca-Cola y me siento afuera a observar. Este quizás es el momento más feliz de mi día, el momento en que lo comprendo todo. Porque esta tienda es más que un comercio, es un espejo de la humanidad… una estación obligada para el tren de la vida moderna.

La tienda está conceptualmente dividida en dos: A la derecha golosinas, helados, bebidas, galletas, chicles, chocolates… confites. A la izquierda pinches, cordones, cinturones, lazos, cosméticos, pañuelos… accesorios de vestir. Todo esto mirando desde la entrada. Si usted mira desde la salida debe invertir el orden de las cosas… o mejor… ordenar las cosas a la inversa.

Entra una niña.

Mira a ambos lados.

….

Que momento más crucial! Que momento más fundamental en su vida!

¿Confites o moda?

¿No es acaso esta tienda el quiebre mismo de la juventud? ¿No es acaso este lugar la delgada línea entre la infancia y la adolescencia?

Una niña que se debate entre un par de aros y un helado de chocolate es un tema complicado, delicado diría yo. Lo mismo la señora que acaba de entrar y no sabe si comprar un pañuelo dorado para el vestido que usará la noche del sábado o un chocolate Nikolo para su hijo que lleva en brazos.

Y no estoy hablando de muejeres exclusivamente. Los chicos también van a comprar cordones para sus zapatillas, o incluso aros.

El simple acto de elegir entre izquierda o derecha es sin duda el momento más importante de una persona. Porque nosotros no somos más que hechos… el hombre y su circunstancia. Para esa niña, el haber elegido la izquierda de la tienda significó mucho, lo fue todo por un instante. Dejó de ser una niña, pasó a ser una persona.

La vida es como la botella que tengo en la mano: una vez usada hay que devolverla. Pocos lo miran así, especialmente cuando somos niños. Pero luego, cuando empezamos a cambiar nuestro lado de tienda, nos damos cuenta que vivimos en una tragedia. Una historia con un final trágico para todos, una batalla final contra la muerte…. una batalla donde sólo podemos perder.

Miro con atención. Siento que lo comprendo todo. Ya no es necesario hacerse más preguntas. La clave y el sentido de la vida pueden encontrarse facilmente en esta tienda. No hay margen, no hay lugar a la intepretación.

Respiro con alivio. Puedo morir en paz. ¡Todo está tan claro!

Entro a la tienda, miro para ambos lados y pregunto:


¿Dónde les dejo la botella?

—————————————————————————————–

No es ficción, es realidad.

Más información en http://pinzhelandia.blogspot.com

Es mi tienda favorita!

En ella he conocido personas muy simpáticas y he podido cumplir uno de mis tantos sueños: atender una tiendita bonita.

😄

10 pensamientos en “Pinzhelandia

  1. jajaja.
    quien pensaria el seba se levanta todos los dias a las 8. parte a buin. en busca de su coca-cola express

    hahaha.

    si cache ¬.¬

    ia.
    shauciz sebin.
    nus bacarday
    en marzo
    acuerate de las 2 pelis!
    antes del dia
    jajajajaj😛
    vo cachai.
    :)*

  2. canalla, has encontrado la respuesta que buscaba, estaba analizando una de mis tontas teorias de la vida, y me pongo a leer tu blog por primera vez seducido por la falta de ideas para seguir escribiendo y la curiosidad.

    Buin, sinceramente luego de leer este relato me convenzo de que las grandes ideas no se buscan por cansancio, solo basta detenerse y mirar a los alrededores por que una respuesta puede estar tocandote el hombroen el mismo instante en que uno tal vez buscnado ensimismado en sus pensamientos la puede dejar pasar y perderla tal vez para siempre.

    EL hombre esta constituido por sus actos, es una inocente y poderosa idea induce necesariamente a preguntarse ¿que hago en este momento?, muchos invirtieron sus vidas jovenes en guerras para que nosotros vivamos y malgastemos en modas y tonteras esta linda existencia, lo anterior ¿no es injusto con el pasado?, tal vez suene paranoico pensar que nacemos endeudados con nuestros predecesores, sin embargo somos humanos y es innegable la herencia que llevamos.

    ojala que esta idea del hombre me ayude a dilucidar este fascinante y complicado mundo del pasado

    saludos, cuidate ojala que nos veamos en haaaaaarto tiempo mas porque la proxima vez que nos veamos sera en época de clases probablemente jajajaja.

  3. mi blog, recien cache q taba registrado, la verdad no tengo uno como dios manda ya que no seria muy constante, cuando tenga ideas mas firmes del mundo demas hago el propio, pero no tendria tantas visitas por q no seré auxiliar, asi que no sere tan popular como tu xD

  4. Hola! Jajaja si la embarró, está muy bueno.
    Además de los correspondientes agradeciemientos a Dieguin les mando un abrazo muy grande, chau!

  5. Jajaja.. no sé ti toda mi popularidad se la deba a que fui auxiliar (ajajaja).
    😄

    Por si acaso… uno de los extraños de la tienda es Camila.

    Se me había olvidado agradecer a Diego y Camila porque sin ellos nunca hubiera escrito esto.

    Saludos!

  6. Pingback: 100 « B.A.T.I.G.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s