Lo único Gigante es la Estupidez Humana (p.d.q.)

Dan las 5:30 de la tarde y es hora de que despierte.

Cuento miles… miles de ojos mirando con asombro a una Pequeña Gigante durmiendo en el frontis del Museo Bellas Artes (si, el mismo en que sufrimos una de las màs grandes derrotas de nuestra existencia.. T_T.. y el mismo donde he visto las mejores exposiciones de mi vida).

Ya, lo admito. Yo estaba más que embobado con ese movimiento tan natural al respirar.. era simplemente real… magia.

Cuando se levantó la gente explotó.

Y corrió!

Parecían una estampida … tuve que esquivar una decena de personas escandalizadas. Niños asustados, una chica me golpeó en el estómago con su mochila y un vendedor de bebidas me pegó un latazo cuando intentó venderle una coca-cola light a un señor sediento.

Quería puro irme… estaba más que apestado.

Pero pausemos un poco el cuentito.

(Aproveche para ir a hacerse un sandwich o botar la basura)

Si es que usted ha vivido encerrado durante semanas o ha sido absorbido por el sol de verano o su nueva Nintendo Wii, le cuento que una Niña Gigante de 7 metros recorre las calles de Santiago. Su objetivo es capturar un Rinoceronte que ha causado estragos en la capital.

Parece un operativo digno de 24. Hasta la Bachelet está metida en la historia.

La niña camina y el mundo la sigue. Como si fuera una RockStar, la última musa de Woody Allen o la chica bonita de Lost.

Que te aplasten vale la pena.

La chiquilla esta es impresionante.

Tremendo espectáculo… magia pura en las calles.

En general tienes dos opciones:

1) Perseguirla todo el camino

2) Adivinar (o preguntarle a alguna de tus fuentes ultra informadas) por donde va a pasar y esperarla.

Una vez alguien dijo (creo que fue Cruyff ) que para ser un buen jugador de futbol no había que correr hacia la pelota, si no que había que correr hacía donde ésta iba a ir. La lógica del Holandés se puede aplicar a muchas cosas en la vida… incluso en situaciones desesperadas como aquella.

Así que me fui a la Plaza de la Constitución (o cementerio de Perritos, se acuerda?) a esperar a la nueva heroína de Chile.

Más gente.. ahora si que eran miles!

Una cama gigante al frente de la Moneda (papá, papá.. cual es ese museo??) era el centro de atención de la muchedumbre.

De repente (después de una hora) llegó la Muñeca.

Bailó, saludó y se acostó.

Y la aplaudimos, la grabamos y la adoramos.

La gente no fue muy agradable. Un tipo golpeó a una niñita para obtener el ángulo perfecto y grabar con su cámara “Hai Definishion”.

– Viejo, los videos están en Youtube. Déjate de hinchar.

No sé si no supo lo que era YouTube.. o simplemente se dio cuenta que dio puro jugo, pero el imbécil este se fue.

Una niña en silla de ruedas me pidió que por favor la levantara un segundo para poder ver bien. La levanté un poco (no tanto tampoco.. ustedes saben que hacer fuerza no es mi fuerte) y la gente empezó a pifearme porque no los dejaba ver.

O_o?!?!

A esas alturas estaba más que enojado.

No puedo vivir entre medio de tanto idiota.

Cuesta tanto soportar un poco a los demás?

Es necesaria tanta mala onda?

Niña.. lamentablemente acabo de encontrar algo más Gigante que tú.

Lo peor: No tiene límite.

Y tampoco es reparable.

PD: ¿Hay que sentirse avergonzados de pertenecer a la raza humana?

PPD: Sorry pero estoy enojado.

El Laberinto del Fauno

 

 

 

“Hace mucho, mucho tiempo…”

 

En este mundo hay cosas que son indescriptibles, cosas que por más que conozcamos somos incapaces de explicar. Pasó hace cientos de años con fenómenos como los huracanes, los sismos, la existencia de raíz de 2, la electricidad…. cosas que existían, pero que en su momento fueron inexplicables.

 

Creo que esta película golpea por ahí. Es tan sublime y maravillosa que no puedo explicarlo… por ahora.

Me dejó sin palabras pero con una infinidad de sentimientos. Una asíntota de la imaginación humana… algo que se aleja tanto que nunca sabremos si nos toca o no.

En los últimos años he visto demasiado cine. La gente más cercana lo sabe… la llegada del DiViDi a mi hogar ocasionó que coleccionara cientos de películas.. llegando a tener un mueble entero repleto de discos en espera. En cierto modo… los directores y actores se han convertido en mi nueva fuente de inspiración y respeto.

 

Pero hoy me di cuenta que el cine es más que un arte bien hecho. Es la belleza pura.

Yo no sé si un pedazo de cinta pudiera reflejar a la humanidad entera.. pero si no es así, pucha que estamos cerca!

Guillermo del Toro creó una obra inmortal… un antes y un después en mi historia de cinéfilo.

Por qué se nos olvida ese gran detalle? Por qué tenemos todos en mente la muerte y no la inmortalidad?

Acaso no vivimos en el Laberinto?

No está la rosa esperándonos al final del camino?

No es acaso nuestro gran objetivo de vida… vivir?

 

Esta película cuenta la realidad a través de un cuento de hadas. Convierte la oscuridad en luz… crea un sueño en base a pesadillas y desastre.

Ver esta película fue una experiencia sobrecogedora. Y creo pecar de egoista escribiendo este post. Lamentablemente esta película no se ha estrenado comercialmente en nuestro país… siendo imposible que la vean en el cine (probablemente puedan pillar una version pirata por internet… de precaria calidad). Tuve la suerte de verla en el festival de Cine de la UC… en la única función de esta película (imposible que la den de nuevo por un asunto de derechos legales). El revuelo fue tal que se llenó la sala.. con personas en los pasillos y mucha gente se quedó con su entrada en mano… pero afuera!

Yo creo que todos los que estuvimos allí dificilmente lo olvidaremos.

Porque la memoria puede dejar pasar muchas cosas.. pero nunca algo de tan extremada belleza.

 

No hablaré de la trama ni de la película en si.

Vuelvo a repetirlo: no tengo como explicarlo.

 

Es magia… no tiene otro sentido ni otra lectura.

 

Las hadas existen. El Laberinto del Fauno lo demuestra.

Y si no existiesen… pues acaban de inventarlas!

 

 

PD: A la otra invito. XD

PPD: Traten de esperar a que llegue al cine antes de verla en un DVD todo mula.

PPPD: No es para niños.. por más cuentito de hadas que se vea en los afiches. Aunque, ahora que lo pienso, los cuentos de hadas jamás han sido para niños O_o!