Is There Life on Mars?

Hace poco conocí una de las más abominables creaciones de la raza humana: The Classic Project. Para los que no les suena (o no quieren recordarlo) The Classic Project es una colección de CDs (o DVDs para los multimedia) de música supuestamente “consagrada”. Lo que separa estos discos de cualquier otra recopilación musical es que cada disco trae alrededor de 120 canciones…. 120!!!!

No están en formato mp3 ni tampoco son del mundo mágico de Harry Potter… lo que sucede es que cada canción dura como 20 segundos. Comienza un tema y, justo cuando lo reconoces y dices: “ah! esta canción yo la conozco…” te la cambian y empieza otra! Es un proceso infinito de reconocimiento y desesperación.

Escuchar 10 o 20 minutos de esos discos es una verdadera pesadilla.

Pero también puede ser una experiencia vital de proporciones.

¿No es acaso la vida un vulgar Classic Project?

Siempre que creemos tener las riendas o estar en un momento de paz en nuestra existencia, pasa algo… algún evento inesperado que nos hace empezar de nuevo o cambiar nuestro punto de vista.

La vida es algo que nunca entendemos.. cada vez que la respuesta asoma su cabeza por el horizonte, el cielo se nubla y el mundo comienza a girar hacia otro lado.

No quiero ser pesimista… hablo de “cambios”, pueden ser buenos o malos. Depende de la persona y su circunstancia (y cuanto dinero tenga en su cuenta corriente).

Siento que estoy en uno de esos momentos de la vida.

Este semestre comencé con mi especialización: Injeniería Civil de Transporte. Una carrera entretenida, un poco solitaria (bien pocos alumnos) y eso sin contar que es la más desprestigiada de los últimos meses en nuestro país (¿les suena TranSantiago?). Estoy comenzando a caminar sobre un suelo nuevo, un nuevo mundo se presenta ante mis ojos. Un mundo hermoso… y desconocido.

Me siento viviendo en Marte… en otro planeta, en un lugar que esconde demasiadas sorpresas y que, afortunadamente, tengo tiempo de sobra para descubrir. Mi vida es una revelación de laberintos que, a diferencia del poema de Borges, yo sí exploraré.

Sin embargo chicos y chicas… esta es UNA manera de ver la vida. Existe una forma totalmente opuesta de afrontar el largometraje del cual somos protagonistas. Como me considero una persona solidaria y gentil compartiré con ustedes el otro lado de la moneda (además a nadie le gusta que lo dejen con la duda no?… es como cuando uno manda mails y no le responden… T_T ).

Muchas personas ven la vida como un círculo, un círculo inútil y fome… un telón monocromático en su escenografía. Piensan que todo es cíclico… que todos los días se levantan, van al trabajo o al estudio (previamente eligen el modo de transporte), trabajan o estudian, comen, siguen trabajando o estudiando, vuelven a casa, hacen la tarea (si es que tomaron hormigón) y se duermen. Todo el día se quejan con un “siempre lo mismo” y sueñan con que en algún momento el círculo se rompa y vivan una “experiencia” que cambie su destino.

Me imagino ustedes conocen a alguien así… siempre hay. Abundan.. son como una peste.

Sin embargo ser humano… yo te digo: la vida circular es la más fácil de abordar. Si vas caminando en un círculo basta con que te gires o perturbes un poquito y tu trayectoria cambiará.

Pero cuidado mortal!!!!!!!

Si giras hacia dentro irás directo al centro.. convergiendo a lo que tanto has rodeado toda tu vida.

Pero si giras hacia afuera… u_u’… pobre de tí.

Divergirás hasta el infinito… tu vida será un espiral sin sentido y te perderás en el inmenso espacio que nos cobija.

Decida usted.

Vivir a lo Classic Project o vivir en un círculo.

En cuanto a mí.. seguiré explorando mi nuevo planeta y me preguntaré todas las mañanas:

Is There Life on Mars?

PD: Videazo para hoy… me inspiré en él para escribir esto (es del mítico Yann Tiersen… todavía me arrepiento de no haber ido al concierto cuando estuvo por estas tierras…)

PPD: Disculpen mi blog-ausencia. Escribiré más seguido este semestre (ai jop).

PPPD: Se viene el concurso del Metro!!!!!!!