El que nunca hace nada

raul3-copy.gif

 

Existe una palabra que me fascina, una palabra que define la esencia del ser humano y caracteriza nuestro vivir en la sabia conjunción de dos palabras latinas. Esa palabra es “Procrastinación”, la acción de postergar las labores cotidianas.

Todo resulta interesante cuando tenemos que trabajar. Todo. Típico que necesitamos empezar un informe o una tarea y somos seducidos por programas televisivos de la talla de “Made” o cualquier otro pseudo-reality de MTV. Incluso podemos pasar horas mirando al perro, jugando con la silla o investigando todas las funciones desconocidas de nuestro celular.

 

Si buscan procrastinación en google van a darse cuenta que están enfermos.

Yo también.

Mi jugador favorito de futbol es Raúl, Capitán del Real Madrid y estandarte de la selección española.

Raúl es, para los que no saben nada de futbol, más que un simple futbolista, es una persona llena de historias y repleto de simbolismo.

Fue el mejor en su época. No queda duda de eso.

Siempre bromeo con mis amigos y les digo que tengo un altar en el velador donde la rezo a Raúl todos los días (especialmente para los controles o pruebas). De hecho yo fui el primer “Rauliano” de Facebook.

El Real Madrid pasó por varias crisis en los últimos años, pero siempre apareció Raúl para salvar no solo al equipo, si no que a toda la institución.

El ángel de Madrid.

Cuando el grupo anda mal siempre apuntan a Raúl. Creo que podría escribir un libro entero con los insultos y críticas injustificadas que ha recibido Raúl durante su carrera. Pero también podría escribir una biblioteca entera con las veces que Raúl se ha levantado y ha sellado la boca de todos.

Es tan así que se ha ganado el apodo de “el que nunca hace nada”. Para la prensa es el peor jugador del Madrid, el que necesita irse, el que debe jubilar anticipadamente. Pero, irónicamente, sale elegido el jugador del partido o anota el gol del triunfo.

Porque eso es Raúl para mí.

La posibilidad de decirle no al mundo… el hombre que es capaz de callar a un estadio y en seguida hacerlos corear su nombre.

La voluntad sobre el orgullo… el orgullo sobre el bien propio.

Si cada persona pusiera la pasión y el trabajo de Raúl en su vida diaria viviríamos en un mundo feliz.

Cuando Rául anota tiene una celebración especial. Da un beso a su puño (en honor a su esposa), se golpea el pecho dos veces (en honor a sus hijos) y luego apunta su espalda con ambas manos (como la foto que encabeza este post), mostrando su nombre y su número. Como diciendo: “hey! yo soy Raúl, no me recuerdan?”

O quizás simplemente quiere grabar su nombre en la mente de las personas y seguir edificando su impresionante carrera.

En los últimos meses Raúl ha sido empañado por una desastroza polémica. El seleccionador español no lo convoca, a pesar de estar anotando muchos goles e igualando los números de su mejor momento. A los madridistas nos duele que Aragonés prefiera llevar a un jugador cojo del atlético (que ni siquiera es suplente porque está lesionado) antes de confíar en nuestro héroe.

La vida es injusta. Más con Raúl.

Sé que muchas lectoras de mi blog me han dicho alguna vez: me encanta tu blog, sobre todo porque no caes en tonteras como el futbol o el colo-colo.

Lamento defraudarlas.

Pero hasta ahora el futbol ha sido un tema encubierto dentro de mi blog (sí… he escrito temas exclusivamente de futbol y no se habían dado cuenta. jajaja).

Hoy tengo que sacar la voz.

Tengo que darle la mano a mi ídolo y demostrarle que hasta en el fin del mundo (en un país llamado Chile) puede encontrar personas que lo apoyan.

Vamos Raúl! Tú que nunca haces nada.

¿Esta vez lo harás?

 

PD: Debía dedicarle un post a Raúl antes que se retire, que se apague su estrella. Me imagino que cuando lo haga van a llover los posts o reportajes conmemorativos. Quiero adelantarme y no caer en una futura moda.

PPD: Me voy de vacaciones mañana.. pero dejé algunos posts programados para que no se aburran. Supuestamente se va a actualizar sola esta cuestión. Veremos. Jajaja.

PPPD: Dicen que el único hombre que no se equivoca es el que nunca hace nada.

PPPPD: www.soyfanboyderaulgonzalesblanco.tk

 

Anuncios

Gone Baby Gone and The Assassination of Jesse James by the Coward Robert Ford

Desapareció una noche (como mi sexto tomo de La Torre Oscura… u_u). Ese es el título con que llegó a nuestras salas la esperada obra de Ben Affleck. Decir que la espere es decir poco… creo que le hice vigilia.

No me defraudó. Para nada.

Es una historia intensa, real, bien trabajada y a ratos sorprendente. Es cierto que la película se pierde en diálogos pomposos o en la sencilla soberbia de algun guionista, pero el resultado general es una excelente película, entretenida y chocante.

Compararla con Río Místico puede ser un error… así que no lo haré. Creo que Gone, Baby, Gone se sostiene solita, sin ayuda de nadie (menos de Sean Penn).

Compleja en todo caso. Quienes querían ir al cine a pasar el rato se quedaron con los crespos hechos y pensando en “eso de la evasión de impuestos” (?)

El Asesinato de Jesse James por el cobarde Robert Ford.

Pedazo de Spoiler.

Casey Affleck se roba la película. Construye un Robert Ford cobarde, soñador y ridiculamente creible. Incluso cambia su voz y su risa para hacernos creer que es lo que no es. No por nada lo nominaron al Oscar.

Me encantó la historia, me fascinó la fotografía y, lo más importante, me mantuvo despierto y ansioso por horas. Probablemente la mejor película que no vi el año pasado (aunque Imperio podría tener algo que decir respecto a eso).

Como siempre Brad Pitt actúa maravillosamente… evadiendo sus “limitadas” limitaciones. No es el mejor del mundo ni mucho menos… pero sabe escoger un papel. Jesse James es la verdadera leyenda, el pistolero que debe ser recordado.

Lo único que me pareció raro es que Jesse James conocía los motores de combustión interna antes que se inventaran (?).

Una excelente película vista desde muchos ángulos. Un canto a la esencia del hombre y, por sobre todo, una lección que costará olvidar.

5 cositas.

Para cada una.

Atonement, Juno, Rocket Science and I’m a Legend

Del afiche ya pueden intuir gran parte de la historia. Un chico y una chica se conocen, se aman, un hecho catastrófico los separa y viven todas las penurias del infierno. Otra pista que les da el afiche es que ocurre en época de guerra y que actúa la Keira Knightley (vuelve a ser dirigida por Joe Wright, al igual que Orgullo y Prejuicio).

Pero esta película tiene una mística especial. Cuando hace un poco más de un año vimos Orgullo y Prejuicio todos dijimos:” ooo.. que buena película.. diferente y soberbia”. Pero algo le faltaba. Algo fallaba.

Esta vez no. Esta vez es perfecta.

Joe Wright hace una verdadera expiación de sus pecados y logra plasmar en poca más de dos horas una historia que dificilmente olvidaremos.

Es que Atonement es un lujo para cualquier cinéfilo. Mientras pasaba la escena de “la playa” agradecía al cielo el haber estado vivo para presenciar semejante obra.

Tiene 7 nominaciones al Oscar, incluyendo mejor película, mejor guión adaptado y mejor actriz secundaria (Saoirse Ronan, de apenas 13 años, quien es la verdadera prota de la historia).

El 2007 me obsesioné con encontrar la “comedia del año”. Pensé que era SuperBad… pero desde el norte escuchaba el rumor de que la verdadera gran película cómica del 2007 fue Juno. Como en Chile no piensan en estrenarla, decidí bajarla de mininova.

Coincido con el mundo. Esta sí es la comedia del año.

Juno es freak. Una chica de 16 que queda embarazada e intenta llevar la situación como si fuera lo más normal del mundo. Cuesta digerir el personaje, en especial si la única “otra película” que he visto de Ellen Page es Hard Candy (la sufrí y odié por horas).

Es sin duda una mirada distinta al asunto, un golpe de cátedra a la sociedad.

Creo que genera el mismo efecto de Amelié, en el sentido en que cualquier chica que la veía salía del cine sintiéndose “friki” y además extrañamente orgullosa por serlo.

La diferencia es que esta vez si hay guión.

Nominada a 4 Oscars (incluyendo mejor película y mejor actriz principal). Ganadora indiscutida de comedia del año para mí.

Sorpresa. Definitivamente una sorpresa.

Película ya olvidada en los escaparates gringos (sin ninguna posibilidad de estrenarse en el fin del mundo) pero de intenso mensaje y dinámica.

Un chico tartamudo decide entrar al club de debate y se enamora de una compañera.

Chan.

Nominada a ningún Oscar. Pero eso a nadie le importa.

Lo que valoro de esta película es que entretiene con muy poco. Tiene pequeñas ambiciones y logra cautivar desde el primer minuto al último.

Cuando recuerdo al protagonista pidiendo pizza me dan ganas de golpear el monitor (si la ve entenderá el porque) .

La presto para el que la quiera. Es difícil de conseguir.

Que el nombre de Will Smith se vea más en el afiche que el propio título de la película no es un accidente. Esta pelicula trata sobre los intentos de Will Smith por salvar nuevamente al mundo (cuanto le debemos al príncipe del rap). Esta vez la tiene difícil: tal cual como un reality, los productores lo han abandonado en el set de “28 días después” sin ninguna otra compañía que un perro.

El resultado es una película llena de terror, emoción y angustia que realmente viene a aportar muy poco al universo de filmes “estoy-solo-en-la-tierra-por-culpa-de-un-virus-que-vuelve-a-la-gente-zombie”.

Que el tipo actúa bien y que la película es entretenida no se lo quita nadie.

Le daría “3 cositas” no más.

PD: Sé que va a salir el tipico fanboy diciendo:” Soy leyenda esta basada en una obra maestra de la ciencia ficción y bla bla bla”. No jodan. El dossier definitivo sobre la destrucción mundial a través de un virus se llama Apocalipsis y lo escribió Stephen King.

PD: Estaba aburrido y había visto muchas películas ultimamente. XD

Escuela de Verano

Responder a la pregunta “¿Qué es la escuela de verano?” cuando tienes 21 años y más de un par de escuelas de verano en el cuerpo es un lío de proporciones.

Si me hubieran preguntado eso a los 16, cuando hice mi primer curso (Mate II) imagino mi repuesta:” eh.. bueno.. es algo donde voy a pasar Enero muerto de calor”.

Pero responder ese acertijo ahora es algo que, aunque lo intente, jamás podré hacer.

Sin embargo, querido lector, le invito a presenciar mi “intento de respuesta”. Vea como Sebastián Astroza se complica entero tratando de responder lo irrespondible.

Verano 2003, entro a Matemáticas II con el objetivo de aprender lo suficiente para la PSU y así quedar en “Arquitectura”. Tremendo error. Terminé enamorado de beauchef, soñando con entrar a Injeniería y dedicarme a la Matemática (o a los edificios). Hice amigos, hice enemigos, me tiraron a la pileta, quedé tercero ( detrás de mi hermano y el Pedro Acosta… fui primero gran parte del curso, hasta que en el examen me pifié en la pregunta de trigonometría), una niña loca me cortó el pelo. Pero lejos lo más impactante fue escuchar a la profe Leonor (a quien le debo demasiado) hablar de “Inducción” y de “la enseñanza de la Matemática”. Creo que ese día decidí que mi futuro estaba cerca de la Q10, de la Mona, de la Injenieria con jota, el Gorbea y… el taca taca.

Estudié, estudié y estudié. La noche del 4 de Enero del 2004 recibí una llamada de la Universidad de Chile felicitándome por mi desempeño en la PSU de Matemáticas e invitándome a estudiar gratis en la mejor universidad del país. Falté al primer día de Matemáticas III para ir al Buenos Días a Todos. jajaja. Puro jugo.

En Mate III hice muchos más amigos y aprendí un montón de cosas que harían mi primer año de universidad mucho más fácil.

Pasaron los años y apareció la gran oportunidad de mi vida: hacer clases.

El verano del 2006 tuve mi primer curso como auxiliar (Matemáticas II). Enseñar era mucho más entretenido de lo que imaginaba. Ver la cara de espanto de los alumnos cuando explicas algo complicado o ver a algunos reirse (o por lo menos sonreir) cuando explico algo “supuestamente serio” son cosas que no tienen precio.

Jamás he podido hacer una clase sin intentar agradar. Siempre intento bajarle el perfil a lo académico e intentar no provocar sueño. A veces sale… a veces no.

Conocer a tus alumnos es interesante. Hay tantas historias, tantas anécdotas, tantos personajes, tantas circunstancias inesperadas que retratarlas todas me tomaría una biblioteca entera.

Hay chicos que sacrifican tanto para asistir a la escuela… niños que realmente viven un sueño de verano.

No sé si fue porque yo era más joven o porque el mundo se movía más rápido en ese entonces, pero creo que jamás tuve tanto feeling con un grupo como aquella vez.

Después del día en que entré todo nervioso a la Q10 a mi primera clase nunca más dejé la docencia.

Han pasado dos años y ya llevo 3 escuelas de verano, 3 semestre de álgebra y 1 semestre de cálculo en mi historial. Se podría decir que soy un veterano (pero tengo 21 no más eh!!!). Incluso antiguos alumnos ahora son auxiliares(me emocioné cuando lo supe… T_T)

En este minuto acabo de volver del asado de “finalización de curso” de Matemáticas II Sección 1 2008 y me da un poco de nostalgia mirar hacia atrás. Este verano fue demasiado rápido y extraño. Hice cosas que jamás había hecho como jugar a la pelota ( logrando resultados mucho más satisfactorios de los que esperaba) , dejar libre a algunos alumnos (antes perseguía a todos los que faltaban a clases… este año los dejé ser), hablar por micrófono es la ceremonia de premiación, entregar los primeros puestos sólo a “niñas” (inédito en la historia de EdV) y humillar en taca taca a mis alumnos (siempre me contenía y bajaba mi nivel para que no se frustraran).

Justamente mientras estaba frente al micrófono en el Auditorio Gorbea pasaron por mi mente un montón de recuerdos. Sentí que debía escribir esto. Sentí como cuandos en la noche miras las luces de los autos, cierras los ojos y puedes seguir viendo su destello, su trayectoria.

De mi discurso lo único que quedó en mi memoria ( a pesar de que según Diego hablé como loco por minutos ) es una frase: “Preguntar es una vergüenza de un instante, no preguntar es una vergüenza de toda una vida”

Lo admito… por unos minutos me creí Senfield. Estaba en mi salsa.

¿Cómo pasar de un niño asustado leyendo en el temario de su primer curso de verano la palabra “derivada” (materia que, según mi compañero de asiento, se veía en todos los colegios de Chile) a un auxiliar confiado dando su propio speech en el Gorbea?

Eso es Escuela de Verano. Un cambio… un martillazo al espíritu. Una nueva forma de mirar las cosas y de experimentar el mundo.

Hoy me cuestiono muchas cosas.

Por un lado me encantaría volver el próximo año.

In the other hand… no sé si eso sea posible.

¿Será este el final de la historia?

PD: Como lo hice en el 2006. Este año quisiera agradecer su simpatía y su presencia a personas como Diego, Franco y a todos los alumnos de la sección. ¡Se pasaron!