Queremos tanto a Jack

Les pido disculpas.

No ando en mis cabales.

Acabo de asumir que 24 no se dará este año.

Me siento desprotegido.

Siento que Jack Bauer no vendrá a salvarnos este 2008… y que todos moriremos.

Viviremos en un mundo cruel y desolado. La delgada línea que separa al bien del mal será intermitente, permitiendo que se te adelanten por la pista izquierda.

Requisito fundamental será ser decidido… no pensar dos veces y estar seguro de sí mismo.

¿Pero como tener confianza si aún dudo de algunas cosas?

¿Cómo diablos tener un discurso fiel sin tener claridad?

¿Cómo…?

Hay cosas que, a pesar de mis 22 años, nunca he comprendido. Apuntes de esta vida que jamás podré descifrar y que me atacan noche a noche.. mientras intento dormir y mi mente vuela.

Tengo ese defecto: tanto pensar me impide soñar.

Un ejemplo: cuando eras niño y alguien se “avivaba” con algo que antes había sido tuyo, siempre se justificaba con la bendita frase “hey! el que fue a Melipilla perdió su silla”.

Lo decían con una sonrisa en el rostro y con el puño en alto, como si fuera un triunfo. Y uno quedaba helado.. sin saber que decir.

Me lo hicieron varias veces.

Y siempre me pregunté. ¿Qué tiene que ver Melipilla en todo esto?

¿Es acaso ese lugar la razón para esas actitudes y manifestaciones de sub-desarrollo?

La duda vivió en mí.

Hasta el día de hoy.

Me dediqué a investigar.

Hoy googlié el asunto.

Descubrí, entre otras cosas, que internacionalmente el dicho es el siguiente: “El que fue a Sevilla perdió su silla”. Probablemente acá en Chile se usa Melipilla con el fin de hacerlo más cercano y no exagerar en cuanto a distancias.

Hasta a los gringos se la han hecho:

“Finder keepers, loser beepers”.

“He who goes to the fair, loses his chair”.

“Move your feet, lose your seat”.

Y lo más impactante, la verdadera razón:

“Reinando en Castilla Enrique IV de Trastamara, un sobrino del arzobispo de Sevilla, don Alonso de Fonseca, fue nombrado arzobispo de Compostela, pero presumiendo don Alonso que, debido a las revueltas que agitaban en aquella época a Galicia, a su sobrino le costaría posesionarse del cargo, convino con él en ir a Santiago para allanar las dificultades y que mientras tanto su sobrino le supliese en el arzobispado hispalense. Cuando don Alonso concluyó su gestión y regresó a Sevilla se halló con la desagradable sorpresa de que su sobrino se resistía a abandonar la sede que regentaba. Para deponerle fue necesaria la intervención del Papa y del rey Enrique IV”.

Osea…

Estaban mal!!!

La verdadera frase debería ser: “El que se fue de Sevilla perdió su silla”.

Malditos… tantas humillaciones y ni siquiera decían la frase bien.

¿Cómo seguir viviendo en un mundo donde te han torturado a través de un engaño?

¿Cómo levantar la cara hacia el cielo si tantas veces no has empujado al abismo de la soledad?

Jack!

Ven a salvarnos por favor!

PD: De algo estoy seguro, si Jack Bauer se va a Sevilla por un año… pobre del que ocupe su silla.

PPD: Disculpen lo freak y desaparecido… pero, por una razón que revelaré pronto, los posts deben ir más lentos y con mucho cuidado. Je.

No Country for Old Men, Eastern Promises and I’m Not There

No Country for Old Men es una película bien dirigida, con excelentes actores y con escenas inolvidables. Sin embargo peca de ambiciosa.

No sirve de nada “lucir” un montón de talento en una película que realmente no dice nada. Es como cultivar un campo lleno de flores exóticas y bellas, pero sin poder oler, tocar o caminar por las flores.

Eso es No Country for Old Men… el intento fallido de los hermanos Coen por crear algo impactante.

Llega un momento que da pena.

Tanto desperdicio por Dios!

Si incluso Bardem dejó que le cortaran el pelo ridículamente (además de los no se cuantos meses que debe haber practicado para tener ese inglés perfecto, sin acento español)

¿Tanto trabajo para qué?

¿Para hacer una película sin sentido?

Es como cuando uno hace algo bacán, sólo para impresionar y hacerse el “caperuzo”.

Eso sirve para las reuniones de amigos o por juego. Pero no para hacer cine.

Es mi última advertencia.. cometen ese error nuevamente y no los veo más hermanitos Coen.

Vanidosos del demonio.

Sabelotodos engreídos.

Se merecen todas las penas del infierno por hacerme perder 122 minutos de mi vida creyendo que la cosa iba a mejorar.

Si alguno de ustedes lectores la ve y queda colgadito con el final, no me pida que se lo explique. No lo voy a hacer.

No vale la pena!

Y si alguien no está de acuerdo conmigo… a la Fifa!

Eastern Promises es una buena película. Cuando vi “Una Historia Violenta” me sentí un poco estafado. Tanta parafernalia y críticas positivas para un film que me gustó, pero nunca tanto.

Eastern Promises, en cambio, me gustó de principio a fin.

Una trama bonita, entretenida, marginal y que trata temas contundentes.

El grupo actoral no decepciona, uno se traga el acento ruso como si fueran terroristas de 24.

Viggo Mortensen se las trae. Excelente actuación que le ha traído reconocimiento mundial.

Trata sobre una doctora, una bebé huerfanita y la mafia rusa.

I’m Not There es la sorpresa del verano.

Es una “especie” de biografía del gran Bob Dylan, pero contada de forma peculiar. Un grupo de personajes que “parecen” Bob Dylan, pero que en realidad no lo son son los encargados de hacernos disfrutar de un film extraño, innovador y por sobre todo gratificante. Cada uno de los protagonistas representa una veta en la personalidad de Bob Dylan, una característica de este hombre de música y palabra.

El elenco es de lujo: Christian Bale , Cate Blanchett, Heath Ledger (el que acaba de morir), Richard Gere, Charlotte Gansbourg (Stéphanie de La Ciencia del Sueño), Julianne Moore.

Cate Blanchett se roba los aplausos. Realmente impresionante e indescriptible. Una actuación inolvidable y llena de corazón.

El mismo Bob Dylan lo dijo: es difícil ser Bob Dylan. Cate hace que sientas eso.

Esta película es un sentimiento a flor de piel. La primicia de la muerte, la razón detrás de una vida ejemplar y llena de misterios.

Un buen sueño.

Despiertas con un ligero dolor de espalda y con la idea tonta que el mundo ha cambiado.

Y la banda sonora… ooooohhhh.. ni siquiera voy a hablar de eso, gastaría 51 posts.

Resumiendo!

Tanto Eastern Promises como I’m Not There merecían estar nominadas a mejor película en los Oscar.

Ese caprichito de los Coen (No Country for Old Men) está puro parando el dedo.

I’m Not There demuestra que se pueden usar secuencias inconexas en el cine (como lo intentaron los Coen). Pero nunca perdiendo el hilo o el sentido final.

Es un cine inteligente. Cine que de verdad se aprecia.

Eastern Promises ridiculiza a “Sin Lugar para los Débiles” en el sentido que muestra una violencia constructiva. Es violenta, pero con justificación. No es como esa peliculilla de los Coen donde matan y matan porque sí.

PD: ¿Me permitirán hacer mi quiniela antes del Domingo?

Mejor Película:

La que me gustaría que gane: There Will Be Blood

La que creo que va a ganar: No Country for Old Men

Mejor Director:

El que me gustaría que gane: Paul Thomas Anderson (There Will Be Blood)

Los que creo que van a ganar: Los hermanitos Coen (No Country for Old Men)

Mejor Actriz Principal:

La que me gustaría que gane: Ellen Page (Juno)

Mejor Actor Principal:

El que me gustaría que gane: Daniel Day-Lewis (There Will Be Blood)

El que creo que va a ganar: Daniel Day-Lewis (There Will Be Blood)

Mejor Actriz Secundaria:

La que me gustaría que gane: Cate Blanchett (I’m Not There)

La que creo que va a ganar: Cate Blanchett (I’m Not There)

Mejor Actor Secundario:

El que me gustaría que gane: Casey Affleck (The Assassination of Jesse James by the Coward Robert Ford)
El que creo que va a ganar: Javier Bardem (No Country for Old Men)

There Will Be Blood (Petróleo Sangriento – Pozos de Ambición – “Le habrá Sangre”)

Trataré de decirlo en una sóla línea:

En mi corta vida he disfrutado de varias películas. Partí con Blanca Nieves de Disney, a muy temprana edad. Cuentan que tuve que salir de la sala por miedo… la verdad es que no lo recuerdo.

Luego pasé por la típica etapa de “soy niño y quiero que me lleven al cine”. Sé que vi, como toda pequeña criatura, un montón de películas “llamativas”. Las que más me impactaron fueron del estilo de Batman Forever, Liberen a Willy, Jurasick Park, El Día de la Independencia, El rey León, etc.

Cuando comencé a leer en serio cambiaron un poco mis gustos. Empecé a buscar cine del bueno. Incluso me dediqué a ver cine arte… cine que no entendía y que ni siquiera me gustaba. Pero de cierta manera pensaba que “era cultura” y que debía conocerlo.

En la Universidad tuve un curso que me cambió la vida cinefilamente hablando: “Cine y Literatura” del profesor Carlos Perez Villalobos. Ahí aprendí que había cosas que yo nunca apreciaba en las películas y que eran esenciales. Aprendí a “querer” al cine… a ver por el sólo hecho de mirar. A estar en medio de una película y realmente desear el final… pausar un segundo el DVD, respirar hondo y aprontarse para lo que viene. El día que entré a la sala de la biblioteca donde se hizo la primera clase de Carlos Perez, supe que ya nada sería igual y que mis mundos estaban preparados para colisionar: el cine se mezcló con mi vida.

Mi blog refleja el cine que he visto en los últimos años. Desde películas francesas lentísimas que nadie habla… hasta super producciones de la talla de Piratas del Caribe. Y todas me han gustado.

Hasta el día de hoy.

Es que no tengo palabras para describirla.

Salí del cine pensando en que había ido al pre-estreno de un clásico.

Disfruté cada segundo de There Will be Blood. Me emocionó y atrajo desde la primera escena.

Sé que muchas veces he escrito “esta es la pelicula de la década” o “después de ésta no deberían seguir haciendo cine”. Esta vez lo digo de verdad.

Es demasiado buena.

Sentir que cada toma golpea tu retina y arrasa con tu cerebro es una experiencia impagable.

Probablemente esta pelicula coseche muy buenas críticas… pero también pésimas opiniones. Es que Paul Thomas Anderson arriesga demasiado con este cine. No es un film fácil, es todo menos convencional (de hecho esa debe ser una de las razones del título de la película)

Lo que si está claro es que, cuando el debate de si There Will Be Blood es una buena película o no acabe, todos concordarán en que en el año 2008 vimos nacer a un nuevo clásico. Una nueva piedra en la torre que sustenta la historia del cine.

La cosa es más o menos así:

En los primeros 30 minutos se nos muestra una trama directa, efectiva y apasionante rodeada por una atmósfera de miedo, rencor, peligro, petróleo y sangre. Paul Thomas Anderson toma a dos personajes inigualables (interpretados por Paul Dano y Daniel Day Lewis) y solamente los deposita sobre su película… como cuando uno toma un pajarito indefenso o una mariposa entre las manos y los deja libres en el jardín.

El resto de la película funciona por inercia. Ya está todo instaurado.. sólo falta disfrutarlo.

Es una gran sinfonía, un tema que la orquesta confiesa en los primeros minutos y lo lleva a un final inevitable.

A medida que se acercaba el fin sentía ese frío intenso en el alma… esa sensación de escalofríos y pelos de punta. Eso de estar aprisionado en la butaca y no poder siquiera esbozar una palabra.

Necesito verla de nuevo, probablemente espere dos semanitas para regresar al lugar de los hechos.

Volverá a haber sangre… se los prometo.

PD: No pude. XD

Pasajero Incógnito

La historia que les voy a contar no es ficción. Corresponde a un evento documentado, un hecho perdido en los anales de la humanidad. Hoy leo lo que recién acabo de escribir (y lo que ustedes se aprontan a leer) y una corriente helada recorre mi rostro, como el lamido de un perro muerto. Pensé en no publicarla jamás… pero también pensé en que todo ya está escrito y que si no lo hago probablemente otro lo hará. En cierto sentido ésta es la posibilidad que tengo para maquillar los sucesos y sacar a la luz la historia de Calibrí de manera clara, precisa y sin lugar para los débiles.

Calibrí es una hermosa ciudad, capital de un país que prefiero no nombrar (googleen por último). Como toda capital alberga una enorme cantidad de personas , tendiendo al desorden y la inmundicia. En sus inicios fue un pueblo productor de hemoglobina sintética (de vital importancia en el periodo post caída del Imperio Romano), pero desde el 1900, debido a una recesión, tuvo que cambiar su rumbo. En el último siglo aumentó considerablemente sus ingresos produciendo conejitos de pascua. Los Calibrianos se especializan en criar conejos, pintarlos de rosado o celeste, entrenarlos para repartir huevitos de chocolate y luego exportarlos a diversas partes del mundo donde el mito de la Pascua necesita ser mantenido. Eso, entre otras cosas, explica porque sus padres cuchicheaban entre ellos los días previos al Domingo Santo (estaban ajustando los últimos detalles de la encomienda). Y también explica los años en que no recibió chocolates (Calibri se volvió tan popular que muchas veces fue incapaz de satisfacer la demanda debido a la naturaleza monopólica del negocio).

La modernidad sobrecogió a Calibri. El alcalde tomó medidas tontas y desesperadas: Prohibió el uso de artefactos eléctricos los días 17 del mes, contrató 100.000 chinos como ciudadanos para que descongestionaran las calles con sus bicicletas y duplicó la extensión del Tren Subterráneo (Metro). Bonitos fueron los días en que el alcalde, tijera en mano, inauguró las nuevas estaciones. Algunas incluso tenían bar-restaurant, cine arte, piscina olímpica y estadio propio. “Cuando ves al alcalde cortando la cinta roja por televisión te sientes orgulloso de ser un Calibriano” comentaría Nod Clemaan, el cantante y cientista político más popular de Calibrí. Sus éxitos musicales (que usted puede descargar a través de su programa P2P favorito) fueron opacados por su supuesto romance con la hija del alcalde. Nunca se corroboró, pero Calibri no estaba dispuesto a siquiera sospechar que el gran Nod podría tener un romance con gente de esa talla. El tipo se desperfiló tanto que tuvo que dedicarse a la carrera más apabullada de todas (y la menos fiscalizada): política. ¿Quién iba a pensar que el autor de temas tan cándidos como “Baby, I’ll Kill You so Much” o “You are the Master-Key of My Heart” terminaría así?

La ciudad colapsó. El metro no se la podía. La gente se vio obligada a viajar apretada e incómoda. Era tal la desesperación por entrar a los vagones (entrabas a la fuerza o soportabas una espera de hora y media) que algunos, al ver los carros llenos, pedían que se les tomara y alzara al techo, como una estrella de rock lanzándose a su público. Cuando llegaban a su estación de destino pedían amablemente que se les lanzara hacia fuera. Esta técnica tuvo su popularidad, incluso personal de Metro instaló máquinas de Karaoke en los andenes, como para “preparar la atmósfera”.

Pero no todo el mundo consideró que convertirse en rock-star por un viaje era una buena solución. Pronto los disgustos se apoderaron de todos los corazones. La gente viajaba enojada, discutían entre ellos y terminaban a golpes. En las calles se organizaban marchas (que nunca se concretaban) y se colgaban carteles con leyendas del estilo “No somos animales”, “Por un Transporte Digno para Calibri” o “Vamos Calibri que esta noche tenemos que ganar”.

El Alcalde sintió que su carrera política estaba en peligro. Reunió a sus asesores (su perro favorito y un viejo senil que tenía la gracia de haber sido el único alcalde en la historia de Calibrí que no fue asesinado al final de su mandato) y se enclaustraron por 3 años buscando la respuesta. Cuando quedaban dos meses para las elecciones el alcalde salió a la calle, conversó con la gente y promocionó su propuesta: El Pasajero Incógnito. La idea era la siguiente: un empleado de Metro se disfrazaría de “persona” y viajaría de incógnito dentro de los vagones. Si él veía que alguien se comportaba de manera ejemplar o incentivaba los buenos modales y el cariño entre los usuarios, le regalaría un automóvil último modelo (para que no tuviera que usar el transporte público de nuevo). Los Calibrianos quedaron encantados con la idea.

En un principio todo funcionó perfecto. Cada  semana aparecía en el canal local número 37 (Calibrí tiene 350 canales propios) el testimonio de un feliz ganador. La mayoría había cedido su asiento a una viejecita o habían ayudado a un lisiado a subir las escaleras. El alcalde sonreía, su idea realmente había mejorado el ambiente dentro del metro. Es cierto que la gente seguía esperando horas y viajaba apretada, pero por lo menos ya no existía la violencia de antaño.

Pero luego de unas semanas el Pasajero Incógnito se volvió un caos, un arma de doble filo. El transporte público era tan malo que todos sentían que su última esperanza era ganar el auto que regalaban en el concurso. Se crearon websites especializados, administrados por antiguos ganadores, donde se enseñaban estrategias para sorprender al Pasajero Incógnito. A diario se actualizaba en YouTube un canal donde aparecían videos de los empleados de Metro que podían ser el Pasajero Incógnito, provocando persecuciones y extorsiones. La corrupción se apoderó del concurso. El caso más emblemático fue el de un Pasajero Incógnito que regaló el automóvil a uno de sus vecinos, quien lo llevaba todos los días al trabajo.

La situación era crítica… pero nada que una buena fiscalización (o un cambio periódico de Pasajero Incógnito) no pudiera solucionar. La verdadera agonía llegó de la calculadora y fría mente de Lamb Segundo. Lamb Segundo era un calibriano común y corriente, sin ninguna historia que contar y sin ninguna gracia que admirar. Viajaba en Metro todos los días para llegar a Chorizo-Express-Fantasy, restaurant céntrico y pintoresco donde trabajaba como mesero. Su existencia tomó vital importancia cuando se le ocurrió que podía ganar el Pasajero Incógnito si, al momento de que se abrieran las puertas del carro, dejaba pasar a todos las personas que querían entrar. Como cuando uno va a entrar a una puerta, se detiene, se hace a un lado y dice sonriente “las damas primero”.

La idea de Lamb era astuta, tentadora. Apenas la puso en práctica fue imitada. Todos se dieron cuenta que, copiando la idea de Lamb, podrían ganar el concurso. Al día siguiente los andenes se llenaron, pero nadie se subió. Todos esperaban “cortésmente” que el resto subiera primero, mientras los trenes se paseaban vacíos por las estaciones. El caos fue total. Las filas salían del subterráneo y daban vueltas por toda la ciudad. Calibrí fue una ciudad paralizada. Incluso algunos salían de su casa y la fila los esperaba en el antejardín. Cuentan que una persona, buscando el inicio de la fila, caminó tanto que llegó casualmente a su destino (su trabajo).

Pasó una semana y la situación fue insostenible. Los calibrianos, presionados por la necesidad de viajar, prefirieron olvidar al Pasajero Incógnito y volvieron a su acostumbrada violencia. La agresividad contenida durante tanto tiempo dio sus frutos. Se registró la mayor cantidad de empujones mortales a las vías del metro en toda la historia de Calibrí. Un tercio de la población murió atropellada por el tren o por la manada de personas que corría despavorida en las estaciones para tomar el metro. Un tercio de personas desaparecidas hizo que el servicio se normalizara y pudiera transportar a todos los ciudadanos a todos sus destinos.

El plan del Alcalde había surtido efecto. El día de su re-elección saludó a sus seguidores y prometió preocuparse por Calibri hasta las últimas consecuencias… por lo menos mientras estuvieran cerca las próximas elecciones.

 

PD: Cuando me cuesta dormir me gusta contarme cuentos. Éste se me ocurrió anoche. Como ven se me ocurren puras tonteras. XD

Le Scaphandre et le Papillon (La Escafandra y la Mariposa)

“Hoy siento que toda mi existencia
es una cadena de intentos fallidos.
Mujeres que no fui capaz de amar,
chances que no pude aprovechar…
… momentos de felicidad
que dejé escapar …
Una carrera cuyo resultado
me era conocido de antemano…
… pero en la que he sido incapaz
de apostar al ganador.
¿Estaba ciego o sordo?
¿O sólo la cruda luz del desastre
me hace ver mi verdadero ser?”

Jean Dominique Bauby es un periodista exitoso. Redactor en jefe de la revista Elle. De un día para otro sufre de una embolia. Pasa semanas en coma. Despierta y está bajo el síndrome del “Locked-in”.

Preso en su propio cuerpo.

No puede hablar.

No puede comer ni respirar por si solo.

No puede mover nada. Excepto su ojo izquierdo.

Su mente, memoria e imaginación aún viven y en perfectas condiciones.

Es así como decide escribir su biografía, a través de un sistema de parpadeo.

Las comparaciones saltan a la vista. En primer intancia se me vinieron a la mente dos películas: Mi Pie Izquierdo , película donde Daniel Day-Lewis ganó el Oscar interpretando a un pintor-escritor con parálisis cerebral (aprendió a pintar con su pie izquierdo), y Mar Adentro, pelicula conocidísima española que ya fue comentada en su momento.

Pero Le Scaphandre et le Papillon es diferente.

Mar Adentro era buena… pero española.

La Escafandra y la Mariposa es francesa, lo que le da cierto toque. Un hombre podría comunicarse con un sólo ojo en el cine francés, en ningún otro lado.

Porque ese cine es así… de un puro gesto. Sabes y sientes con una leve mirada.

Una tímida sonrisa.

La película es sobrecogedora. El hecho es una caso real, lo cual de la tonalidades épicas.

Me emocionó un montón y me hizo reflexionar.

Las palabras del protagonista son demasiado fuertes. Su vida es una paradoja y no le queda más que ser prisionero de ella.

Vivir para morir. Morir para vivir. Recordar que moriremos. Recordar porque vivimos.

5 cositas.

La recomiendo completamente.

Más que nada porque es diferente. No me gusta comentar mucho para evitar estropear sorpresas… pero que la película tenga 4 nominaciones al Oscar (entre ella mejor director, fotografía y montaje) es por algo.

Probablemente una de las películas que dará que hablar este año.

Y probablemente una de las películas que no veremos por las salas locales este año.

Una pena.

PD: La busqué por meses, hasta que la encontré. Lo más difícil fue que aparecieran los subtitulos. La espera valió la pena.

PPD: Con ustedes, el señor trailer.

PPPD: Agregué una pagina de Cine (ver arribita en el menu)

Stephen King

 

5 años atrás.

Sebastián lee entusiastamente en su habitación, concentradísimo en el libro que acaba de comprar por 1500 pesos. Una de las visitas presentes en su casa llega a saludarlo.

– Mira tú… pareces ser buen lector. ¿Cuál es tu escritor favorito?

– ehm… me gustan mucho Borges y Cortázar – dice Sebastián intentando desviar la atención del encuestador mientras oculta con una gran sábana negra el estante lleno de libros de Stephen King que tiene en el fondo de su alcoba – y a veces Hesse.

Hoy Sebastián decide decir la verdad.

Su escritor favorito no es otro que Stephen King, el “rey del terror”.

Prueba de ello son los 32 libros que ha leído de ese tipo (en negrita los “altamente recomendables” y en rojo los “no los lea excepto que esté muy aburrido”):

1.- Carrie (Carrie)
2.- Salem’s Lot (El Misterio de Salem’s Lot / La Hora del Vampiro)
3.- The Shining (El Resplandor / Insólito Esplendor )
4.- The Stand (La Danza de la Muerte) (Apocalipsis)
5.- Firestarter (Ojos de Fuego)
6.- Cujo (Cujo)
7.- The Dark Tower I: The Gunslinger (La Torre Oscura 1: La Hierba del Diablo)
8.- Christine (Christine)
9.- IT (IT-Eso)
10.- The Eyes of the Dragon (Los Ojos del Dragón)
11.- The Dark Tower II: The Drawing of the Three (La Torre Oscura II: La Invocación /La Torre Oscura II: La Llegada de los Tres)

12.- On Writing (Mientras Escribo)
13.- The Tommyknockers (Tommyknockers / Los Tomyknockers)
14.- The Dark Tower III: The Waste Lands (La Torre Oscura III: Las Tierra Baldías)
15.- Needful Things (La Tienda de los Deseos Malignos / La Tienda)
16.- Dolores Claiborne (Dolores Claiborne / Eclipse Total)
17.- Rose Madder (El Retrato de Rose Madder)
18.- The Green Mile (El Pasillo de la Muerte / La Milla Verde / Milagros Inesperados)
19.- Desperation (Desesperación)
20.- The Dark Tower IV: Wizard and Glass (La Torre Oscura IV: La Bola de Cristal)

21.- Bag of Bones (Un Saco de Huesos)
22.- The Girl Who Loved Tom Gordon (La Chica Que Amaba a Tom Gordon)
23.- Dreamcatcher (El Cazador de Sueños)
24.- The Dark Tower V: Wolves of the Calla (La Torre Oscura V: Lobos del Calla)
25.- Cell (Cell)
26.- The Long Walk (La Larga Marcha)
27.- The Running Man (El Fugitivo)

28.- Night Shift (El Umbral de la Noche)
29.- Different Seasons (Las Cuatro Estaciones)
30.- Four Past Midnight (Cuatro Después de la Medianoche)
31.- Hearts in Atlantis (Corazones en la Atlántida)
32.- Everything’s Eventual: 14 Dark Tales (Todo es Eventual: 14 Relatos Oscuros)

Y eso que son los que se acuerda.

Todo empezó a los 12 años. Un profesor de Lenguaje (o Castellano) decide que el libro a leer este mes es “Los Ojos del Dragón”. Sebastián no sólo mira con temor la gran cantidad de páginas que tiene el libro.. si no que también se encarga (a pedido de su profesor) de “piratear” la obra para todo su curso (en una fotocopiadora que quedaba detrás de su casa).

Es el primer acercamiento al rey. El primer saboreo de esa hamburguesa literaria llena de aceite y ketchup. Probar sushi por primera vez.

Preguntarse extrañado mientras te acercas la comida a la boca: “Qué diablos voy a comer?!?!?!”, dejar que lo desconocido recorra tu garganta, se apodere de tu estómago y termine envenándote el corazón.

Caer bajo el embrujo de Stephen King.

Desde ese día nadie lo contuvo.

Afortunadamente vivía en un tiempo feliz. En la actualidad adquirir un libro nuevo de Stephen King sale por lo menos 14 lucas (si es que no es La Torre Oscura… que son como 30) … antes.. cuando Sebastián se hizo fanático, te daban 2 libros por 3 lucas, juntos gracias a un pedazo de cinta adhesiva amarilla decorada con letras rojas de “Oferta”. Tal cual como a veces regalan la salsa de tomate por comprar algunos fideos o el suavizante por comprar el detergente de ropa.

Stephen King era basura, lo que nadie se atrevía a leer por temor a ser apuntado con el dedo en el tren subterráneo.

El placer culpable de Sebastián.

A pesar de que la opinión general lo considera el maestro del terror, pocas veces Sebastián se ha asustado con alguno de sus libros. La única vez quizás fue cuando tuvo que esconder It (el mal nombrado “Payaso Diabólico”) dentro de un cajón durante 1 año, tiempo en que adquirió el valor para retomar la lectura y terminar con esa pesadilla. Durante ese periodo Sebastián miraba de reojo por la puerta antes de entrar a su habitación, evitando encontrar por casualidad el cajón abierto y al payaso sonriéndole en la portada.

Pero reflexionemos un poco. ¿Qué es lo que tanto le gusta a Sebastián de los libros de Stephen King?

Probablemente se vio cautivado en un principio por su estilo de escritura ligero y entretenido. También por la sólida estructura de todas sus tramas, sub-tramas y mundos. Existen libros, como Apocalipsis, donde hay cerca de 300 personajes secundarios. Un verdadera “mini-realidad” retratada en un conjunto de papel.

Stephen King mismo grita a los 7 vientos su secreto: “coloco personajes ordinarios en situaciones extraordinarias, luego veo que diablos pasa”. Y realmente la sale así.

Los libros de King pueden no ser perfectos o dinámicos, pero tienen un esqueleto firme y una cubierta sutil. Transcurren con naturalidad, realmente crees que existe un monstruo, no lo dudas ni lo cuestionas.

La psicología King es efectiva. No necesita a Godzilla persiguiéndote para angustiarte. Le basta con describir la travesía en un día de lluvia de un pequeño barco de papel por una callecita de un pueblo olvidado para hacerte tragar saliva y dar vuelta cada página como si fuera la última.

Existe una obra dentro de las de King que lo resalta y lo convierte en un ser de culto. Esa obra es “La Torre Oscura” , una saga de 7 libros donde King demuestra todo su talento y trabajo. Es una vida confinada en una torre de 7 pisos (se demoró 25 años en escribir la saga por completo).

Cuando Sebastián comenzó a idolatrar a King solamente existián 4 tomos. Tuvo que esperar ansioso año a año que aparecieran los siguientes (y juntar el dineral que salía cada uno… en especial el quinto que venía en dos entregas). Cuando compró el sexto estaba muy ocupado con la Universidad, así que decidió prestárselo a su abuela antes de leerlo. Fatal error. Su abuela perdió el libro.

Sebastián casi llora ese día.

No estaba dispuesto a gastar nuevamente 30 mil pesos en algo que ya había comprado. Además había gastado también en el séptimo tomo.

¿Cómo leer el séptimo sin el anterior?

Por esa razón Sebastián todavía no termina de leer esa saga. Sin embargo sus esperanzas han renacido al comprar el tomo 6 en una feria.. a 5 mil pesos. =)

La Torre Oscura trata sobre un mundo que se ha movido. Rolando de Gilead es el último de los pistoleros y el encargado de llegar a la Torre Oscura. Vive en un mundo fantástico, ancestralmente liderado por una especia de cowboys-samurais (pistoleros a lo western que se rigen por códigos a lo bushido), un universo tecnológico, pero a la vez antiguo. Un lugar en decadencia y lleno de maldad.

Vivir en un “mundo movido” hace que el universo de Rolando se mezcle con el nuestro, involucrando al pistolero con seres de nuestra época.

Pronto Rolando se dará cuenta que su camino a la Torre pasa irremediablemente por el camino de toda la humanidad.

Lo fascinante de la saga es que entretiene desvelando su trama muy lentamente. Pasan varios tomos para que uno entienda realmente para que sirve llegar a la Torre o para que Rolando persigue a ese “hombre de negro” (personaje clave en varios libros de King).

King crea un estilo y un ambiente en base al folklore americano (similar a lo que hizo Tolkien con la mitología europea) . En ese sentido La Torre Oscura es un acierto invaluable. La seguridad de que nunca nadie podrá igualarla y que, por más que lo piensen, ningún director se atrevería a llevar al cine (habría que tener cojones para involucrarse en semejante hazaña).

Existe el rumor que los creadores de Lost compraron los derechos de The Dark Tower para hacer una serie de Televisión. La gracia les salió 19 dolares. Solamente un verdadero pistolero puede entender esa cifra (lean los librooos!)

Cuando a Sebastián, anti-Lost declarado, le hablan de Lost le parece sospechosamente parecido a la Torre Oscura. Incluso ha leído que el mismo J.J. Abrams ha confesado su afición a King.

Un breve extracto de la revista Insomnia donde se publica una entrevista de King y los tres creadores de Lost (Abrams, Curse y Lindelof). Se menciona The Stand (Apocalipsis)

Carlton Cuse: Para nosotros, The Stand (Apocalipsis) ha servido de modelo. Lost trata de un grupo de gente abandonada en una isla. Es una historia en ciertos aspectos chata. Pero lo que la sostiene son los personajes. En The Stand, quedé totalmente conmovido por cada uno de los personajes que ibas presentando en la historia – cómo se iban reuniendo, de qué trataban sus historias personales, como se enfrentaban a la premisa. Ese fue un buen modelo para Lost.

Lindelof: En el primer encuentro que tuve con J.J. sobre Lost, hablamos acerca de The Stand, y de ahí obtuvimos ideas a lo largo de todo el proceso. El personaje de Charlie iba a ser un rockero drogadicto, pero cuando Dominic Monaghan vino para la audición, comenzamos a plantearnos si nos sería mejor que fuera como el tipo de The Stand. ¡Ese que la había pegado con una sola canción!

King: Si. “Baby, Can You Dig Your Man?”.

Lindelof: El personaje está construido alrededor de eso. Lo importante acerca de The Stand es que está lleno de arquetipos, y nosotros nos propusimos lograr lo mismo. El fuerte, silencioso y heroico. El tipo idiota. El tecnológico. La chica embarazada. Todos estos personajes también existen en The Stand.

Quizás por eso Sebastián odie tanto a Lost. En realidad no es mala, lo que pasa es que no le entrega nada nuevo (y estar esperando semana a semana algo tan poco intersante le debe resultar una reverenda lata).

Stephen King tuvo una vida difícil. Drogadicto, pobre y alcoholico no se tenía ni la más mínima confianza. Su primer éxito (Carrie) lo envió a las editoriales después que su esposa lo recogiera de la basura y lo obligara a terminarlo. Luego del torbellino de Carrie ya nada sería igual.

“Una de las pocas veces durante los primeros años de nuestro matrimonio que vi a mi esposa llorar duramente fue cuando le conté que una editorial, New American Library, había pagado mucha plata por el libro que ella había rescatado del cesto de basura. Podría dejar de enseñar, ella podría dejar de trabajar en Dunkin’ Donuts. Durante cinco segundos, se mostró incrédula, luego puso las manos sobre su rostro y se quebró. Cuando finalmente dejó de llorar, fuimos al living y nos sentamos en un viejo sillón, que Tabby había rescatado de una subasta, y hablamos durante varias horas sobre lo que haríamos con el dinero. Nunca tuve una conversación más placentera. Nunca tuve una conversación más surrealista”.

Logró sobreponerse a sus vicios y convertirse en el escritor prolífico que es hoy en día.

Mucha gente le dice a Sebastián que King creo la gran parte de sus historias mientras estaba drogado. King dice que jamás escribió en el periodo en que se drogaba. Sebastián piensa que eso no tiene importancia. “¿Y qué hay con eso? Si fuese así… por qué no le han dado cocaina a Isabel Allende? A lo mejor escribe algo interesante”

En el Verano del 99 S.K. sufrió un terrible atopello por una camioneta en la carretera cercana a su casa. Accidente que lo tuvo inmóvil en un hospital por tres semanas y casi destruye su carrera. Luego de un tiempo compraría la camioneta que lo atropelló y la haría pedazos con un hacha (como si fuera un personaje de un libro de Stephen King).

En el 2003 Stephen King consiguió uno de los más preciados premios de la literatura gringa, el National Book Award. La polémica explotó. Él se defendió de la siguiente manera:

“Ahora, hay mucha gente que les dirá que cualquiera que escribe ficción de género o cualquier tipo de ficción que cuente una historia, lo hace por el dinero y nada más. Es una mentira. La idea que todos los escritores están en este negocio por el dinero no es cierta, y además es dolorosa, injuriosa y demencial. Nunca en mi vida escribí una sola palabra por dinero. Por más dinero que precisara, jamás escribí por dinero. Desde aquellos viejos días hasta este traje negro de esta noche, nunca me senté ante mi escritorio pensando “hoy voy a hacer 100 de ganancia”. O “esta historia se convertirá en una gran película”. Si hubiese tratado de escribir con eso en mente, creo que hubiese vendido a mi hijo por una historia. De cualquier manera, Tabby y yo estaríamos aún viviendo en un trailer o en algo equivalente, un barco. Mi esposa sabe que la importancia de este premio no es el reconocimiento por ser un gran escritor, o incluso por ser un buen escritor, sino el reconocimiento de ser un escritor honesto”.

Actualmente King sigue escribiendo novelas. Periodicamente publica una columna llamada “The Pop of King” en el Entertainment Weekly donde ha escrito sobre Harry Potter, Lost, Batman vs Superman y un largo etc. Muchas veces Sebastián se ha tentado con copiar y pegar una de esas columnas en su blog, pero le parece demasiado fácil y oportunista (por no decir emo)

Sebastián espera haber justificado su adicción y, por qué no, haber motivado a algunos a conocer a este infra-valorado autor.

Stephen King es demasiado bueno para perdérselo por un estúpido prejuicio.

Los libros de King toman elemento tan familiares y cercanos que atemorizan. A veces describe una persona y te das cuenta que es igual a tu vecino o incluso a ti mismo. Sus historias son fantásticas, pero hasta cierto punto. La verdadera magia está en que de lo normal nace lo fantástico, de que ese sentimiento de odio y rabia en tu interior puede matar a alguien, pero que ese calor interior llamado valor puede salvarlo.

Por lo menos lean La Torre Oscura. Conocerían un mundo fascinante… antes que lo conviertan en la nueva sensación de la televisión.

Descubrirían, entre otras cosas, el verdadero final de Lost.

¿Cómo quedaron con esa?

PD: Si aguien lo leyó completito mis felicitaciones y agradecimientos.

PPD: Le debía este post a mi maestro King. Cuando era chico soñaba con que viniera a Chile a alguna Feria del Libro. Todavía lo hago.

 

 

 

Freeway, The Good Son y Muere Bonita!

Las última películas de los 90 que he visto ultimamente han sido realmente espectaculares. Sin spoilers y con la intención de “recomendar”, les invito a leer sobre estos tres peliculones.

Freeway es un drama/comedia/sátira que data del 96 y que tiene como protagonistas a Kiefer Sutherland (Jack Bauer) y Reese Whiterspoon (Legalmente Rubia) . Es básicamente una parodia a la Caperucita Roja, pero con mucho humor negro y una mirada moderna en todo sentido. Se ve un mundo que no es, se sienten vidas superficiales y una sociedad que poco sabe, o mejor dicho, no sabe lo que tiene que saber.

Me gusta por varias razones. Primero debo confesar mi fanatismos por Kiefer y Reese… lo que quizás no me permita hacer una crítica objetiva del film (cosa que nunca ha sido mi meta con ninguna película que ha pasado por este blog). Me parece que ambos dan en el clavo y crean dos personajes malvados, pero queribles. Ese tipo de personas que te gustaría golpear y luego abrazar. Ese ángel-diablo que nos fascina desde la antiguedad y nos muestra la doble esencia del ser humano.

Me gusta también la manera en que se evidencia lo macabro que resultan los cuentos estilo caperucita roja. Yo creo que jamás les contaría un cuento tan cruel y terrible a mis hijos. Ni aunque estuviera muy aburrido y no tuviera de que hablarles (cosa que no creo que sea el caso.. jajaja)

Existe una secuela que parodia a Hansel y Gretel. Agradecería que alguien me la prestara.

The Good Son es sin duda la más conocida de las tres películas que convocan este post. Trata sobre un pequeño “doceañero” Elijah Wood (Frodo) aterrorizado por la maldad de su primo Henry (Macaulay Culkin, el pobre angelito de Home Alone) quien tiene instintos asesinos con todos los integrantes de su familia.

El guión es de Ian McEwan (lo que es leer los créditos), el mismo de Atonement.

La maldad presente en el pequeño Henry es algo difícil de digerir. Recuerdo haber visto esa película cuando era un niño y la manera en que me impactó es indescriptible. Si hubiera sido director de cine probablemente hubiera puesto entre mis “influencias” a The Good Son y la hubiera citado en más de alguna oportunidad. Es una de esas películas que tuercen la mente de los niños y los hacen ver el mundo un poco más desde afuera. Más que cine es una experiencia vital.

Si usted no ha visto la película y ya es un cabro grande (Ya no Fuimos Niño Prodigio) no va a sentir lo mismo… pero por lo menos va a poder agregar una más a la lista de cosas que no hizo cuando era niño y que debió haber hecho a toda costa.

Drop Dead Gorgeous ( Muere Bonita) es una comedia majestuosa. Me va a costar un poco describirla. Trata sobre un concurso de belleza y una antigua rivalidad entre dos familias. La protagoniza Kirsten Dunts, interpretando a Amber Atkins, un personaje único e inolvidable. Probablemente el papel de su vida.

Es una sátira al “sueño americano” y demuestra con creces que el pueblo norteamericano es que el que mejor se auto-ridiculiza en el mundo. Está contada como un documental, pero a la chacota. Al nivel de que en mitad de la película los personajes invitan al camarógrafo a tomarse una cerveza.

Decir que me reí es decir poco. Casi lloré de la risa.

Además me sorprendió.

Pensé que iba a ser la típica pelicula de adolescentes bonitas gringas (le había hecho el quite demasiado tiempo a esta cosa llamada “Muere Bonita” que daban en el I-Sat), sin embargo me equivoqué.

Da gusto ver buen cine de manera inesperada. Ver una buena película cuando estás aburrido haciendo surf con el control remoto.

Me imagino, no lo he comprobado aún, que Drop Dear Gorgeous es un clásico a estas alturas.

5 cositas.

PD: Si todo resulta como quiero (y no me pongo a ver Amor Ciego) esta noche publicaré el post más grande de la historia de B.A.T.I.G.