Poor Richard

Cuando Poor Richard recibió la carta no hizo más que sorprenderse.

¿Una carta para él?

Por mucho que lo intentó, no pudo recordar la última vez que había tomado entre sus manos un sobre con su nombre escrito en el centro.

(Poor Richard no lo sabía, pero esta era la primera carta que recibía en su vida)

La abrió torpemente con sus dedos, rasgando el sobre desmedidamente, casi como un regalo de navidad que no tiene forma de chocolate ni tacto de ropa.

Cuando se aprestaba a leer el primer párrafo su mente divagó.

No era una misiva amorosa, vaya que no. Poor Richard era de ese tipo de personas sin tiempo para perseguir a chicas que le escriban cartas. Además el siempre usaba el mail para toda comunicación interpersonal… si es que el mundo estaba tan loco para que alguna dama le escribiera a Poor Richard, probablemente lo haría a través de gmail.

(A Poor Richard le fascinaba gmail y era ya un experto. Hacía cosas que nadie más podría siquiera imaginar, como por ejemplo revisar el spam digitando in:spam en la barrita de búsqueda)

Tampoco podía ser una cuenta de una tienda comercial. Poor Richard no tenía deudas, siempre se preocupaba de pagar al contado y se reía de aquellas personas que gastaban más de lo que ganaban. Él era un hombre razonable, el último paso en la evolución, una persona que sabe lo que tiene y no ambiciona nada más. Además las casas comerciales solían enviar sus cuentas en coloridos sobres con la oferta más tentadora impresa en el lomo. Ese tipo de cosas Poor Richard la sabía por sus amigos, ya que él nunca había siquiera visto una cuenta.

Ya que se dio el tema, tampoco podía ser de uno de sus amigos. Los amigos de Poor Richard eran de una sola clase: virtuales. Amigos eran sus contactos de MSN, sus friends de facebook y sus contacts de gmail chat. Gente que nunca había visto en persona, pero que creía conocer perfectamente. ¿Cómo no conocer a las personas con las que pasaba conversando toda la noche? A pesar de ser tan buenos compañeros, Poor Richard jamás había compartido su dirección real con ellos. ¿Para qué? No esperaba que lo visitaran.

(Y si lo hicieran estaría obligado a esconder los discos de X-Japan, los libros autografiados de Coelho y el afiche tamaño real de Hannah Montana)

Cuando iba en el segundo párrafo lo comprendió todo.

Todo.

Se desesperó.

¿Por qué diablos había sido tan estúpido?

¿Qué le hizo pensar que debía leer esa carta?

Si una carta tiene escrita tu nombre en el sobre ¿Estás obligado a leerla?

Guardó la siniestra y reveladora carta en su sobre, lo lanzó contra la mesa y se sentó agarrándose la cabeza con ambas manos.

¿Qué hacer ahora?

¿Quemarla?

¿Esconderla y hacer como si nunca la hubiera leído?

Lloró.

Por mucho que lo intentó, no pudo recordar la última vez que había llorado.

(No les sorprenderá, pero era la primera vez que Poor Richard lloraba de veritas. Es cierto que solía escribir “T_T” por MSN, pero escribir “T_T” o “jajaja” no significaba que estuviera llorando o riendo en realidad)

Decidió comprar un sobre nuevo y enviarle la carta a otra persona.

No necesito escribir a quién.

No necesito contarles el contenido de la carta.

Todos alguna vez la recibiremos.

Tan sólo hay que esperar.

Anuncios

5 pensamientos en “Poor Richard

  1. Buen cuento, estimado alumno.

    Lo tendré en cuenta cuando revise tu Control 1 y tarea respectiva.

    De momento pienso hacerlo a ojos vendados y en escala de 1,0 a 3,9.

    Saludos!

  2. Ja.

    Vas a tener que ponerme el 7 no más… es lo que se suele hacer con las respuestas perfectas.

    Saludos!

    PD: Mándale un mail a la profe.. ajajajaja

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s