The Killers (29/11/2009) [Arena Santiago]

Cada bloggero tiene en el fondo de su alma el sueño de publicar la crónica de algún concierto al que asistió. Yo, debo admitirlo, también he gastado noches enteras imaginando ese momento desde Diciembre 2005 (primer post de batig).

Hoy cumplo ese sueño.

Pero lo cumplo con estilo.

Porque retrataré en un pequeño post mi experiencia personal en el concierto que el domingo pasado hizo The Killers en Chile. Y hablar de The Killers es un poco peligroso: A muchos les gustan, pero son pocos los que lo reconocen publicamente. Yo mismo lo oculté por un par de años. De hecho  costó convencerme que tenía que ir al concierto. Con mi amiga Alicia intentamos comprar entradas cuando salieron a la venta, pero el elevado precio nos hizo desistir y pensar en que el 29-N sólo imaginaríamos el concierto mientras escucharámos nuestros mp3s.

Juanito lo cambió todo.

La semana anterior al concierto llegué a mi oficina (la cual comparto con Juanito y Jorge) y pillé a Juan Antonio cantando una versión libre de Read My Mind.

– Oye Juanito, te gusta The Killers?

– Si.

– ¡Vamos al concierto!

– Bueno.

Acto seguido entraron varios transportistas de sorpresa a la oficina (típico que pasan a saludar un rato cuando suben al quinto piso), entre ellos Olivia, a quien yo nunca le había hablado del tema, pero que tenía la completa seguridad de que le gustaba The Killers (es un grupo muy “oliviesco”), así que le pregunté si quería ir.

Ella se vio sorprendida en una primera instancia e hizo todo lo posible para que no fuéramos (dijo que quería ir, pero que todos sus amigos se habían negado porque encontraban que era “muy gay” asistir a ese concierto). Pero 20 segundos después sellamos la promesa  que iríamos (con apretón de manos incluido).

Nos demoramos un par de días en encontrar 4 entradas para Platea Alta (a esas alturas ya agotadas, pero siempre puedes encontrar alguien que se arrepintió de ir y quiere vender su entradita). Aprovecho la oportunidad de agradecer ante la prensa el tremendo gesto que hizo Diego Cruz al venderme sus dos entradas (master!).

Así que el Domingo 29, a eso de las 3 de la tarde, los cuatro estábamos haciendo la fila en el Arena Santiago (Alice, Olive, Juanin y yo), acompañados de Nicha (amiga de Alicia), Jaime (quien ha sido múltiples veces citado en batig), Sebastián (hermano taxista de Jaime) y Alexis (quién no conocía, pero supuestamente debía conocer), sin contar las visitas esporádicas de Ximemilla (la mayor fanática de The Killers ever).

Fueron 3 horas de larga espera antes de entrar. Pero la pasamos re bien. Jugamos a “hombre chileno vivo”, Jaime descubrió que The Killers había lanzado un nuevo disco llamado Day & Age y que tenían más sencillos que la canción de Pantene. Juan se lamentó no haber salido en caballo de su casa (¡incluso tenían el palito que sirve de estacionamiento!) y Alicia y Nicha dieron jugo riéndose de un gil que intentaba imitar a Brandon Flowers (vocalista). Olivia me reclamó reiteradamente porque la había hecho llegar tan temprano y no había llevado ningún paper que leer, Sebastián “el bioquímico” Riquelme conversó con  la fila entera y yo me quemé con el sol (al día siguiente me dolía).

A las 6 se abrieron las puertas y corrimos a las mejores ubicaciones de platea alta (cerca, pero no tan cerca, del escenario y en la barandita, sin que nadie nos tapara). A las 6:50 comenzó a telonear De Saloon. Yo no cachaba a esos cabros, pero igual me gustaron (incluso me lesearon mucho porque me motivé caleta con una de sus canciones, al nivel de cabecear, como si de un concierto de rock se tratara… amargados no más =P).

Y llegó uno de los momentos históricos de batig. Con el debido permiso de mis acompañantes (los cuales ya firmaron un contrato en el que me ceden sus derechos de imagen) y con el aporte creativo de Nicha (fotógrafa) trataré de que se hagan una idea del grupo a través de unas fotos (las primeras fotos publicadas en la historia de batig… esto de no tener cámara).

Nicha, Alicia y Juan Antonio en una foto pokemona

Secu (yo) y Olivia en una foto happy

Del resto no tengo fotos (al parecer Nicha no estaba ni ahí con los hermanitos Riquelme).

Se puede apreciar lo felices que fuimos.  Creo que en parte estábamos medios “high” con el olor a alucinógenos varios que provenía del sector cancha vip (donde, sin intención de apuntar con el dedo a nadie, estaba la Ximemilla).

La cosa es que a las 8:04 PM  salieron (o entraron?) Brandon y compañía al escenario y redefinieron nuestro concepto de maravilloso. Cada verso de sus canciones fue una explosión de energía. Luego de un par de minutos, sonries para ti mismo y te das cuenta de la verdad: toda la música de The Killers está hecha para ser escuchada en vivo. Si hubiera tenido los discos en mi casa hubiera llegado a botarlos por inservibles (taringa fan detected).

Así se veía desde donde estábamos

El show es tremendo.

Partiendo por la escenografía con las palmeritas típicas del grupo, la serie de pantallas especializadas en dirigir al público (mostrando tomas de nosotros mismos, poniendo colores e imagenes alusivas a las letras de los temas, enfocando a los protagonistas en el momento exacto, etc) y terminando con los  papelitos y fuegos artificiales que lanzaron (sin mencionar el traje con plumitas que llevaba puesto Brandon y que en declaraciones posteriores Jaime confesaría que le “produce algo”).

Papelitos a lo final de la champions

Chispita te acompaña

Yo lo disfruté con cuatica. Me las canté todas y terminé cansado de tanto dar jugo. En especial cuando tocaron mis cuatro temas preferidos seguidos (Spaceman, A Dustland FairyTale, Read My Mind y Mr. Brigthside ). De vez en cuando bajaba a la tierra y le echaba una miradita a las tres chicas, que tanto gritaban y se movían que pensé que se iban a caer por la baranda (en especial la Nicha, que se estiraba tratando de alcanzar a Brandon). Me atrevería a decir que  a un par les vi caer lágrimas por sus mejillas cuando el tipo tocó piano. xD

Creo que la música de The Killers es más catchy que nada y quizás por eso son mirados en menos. Aún así confío que en un futuro tendrán el lugar que se merecen en la historia de las bandas gringas de pop-rock.

Por último dejo un video para que se hagan una idea. Es de un DVD en vivo que es idéntico al show que mostraron en Sudamérica (a excepción de las intervenciones en español de Flowers). No sabía cual canción mostrar (porque me gustan muchas), pero me decidí por esta que tiene la particularidad que antes del concierto no me gustaba para nada (encontraba que era el único hit aburrido de The Killers).

Después nos fuimos ultra felices al metro, soñando con el día en que los volvamos a ver (ya sea acá en Chile o en New York). También nos pusimos de acuerdo para ir a otro concierto (el cual quedará en suspenso hasta una próxima edición de batig).

PD: Se viene tremendo post. Manteneos atentos.

Andrea y Felipe

Ayer se casaron Felipe y Andrea (mi hermana) y considero que es el momento perfecto para que aparezcan en BATIG. Siempre han querido que los mencione, pero nunca lo había hecho. Hoy se lo merecen.

Así que aquí les va un pequeño discurso que hice (o intenté hacer, pues improvisé sobre lo escrito) en la ceremonia.

“Hola!

Hay muchos de ustedes que no conozco, así que parto por presentarme: Mi nombre es Sebastián, soy hermano de Andrea y amigo de Felipe. Felipe y Andrea son los novios por si acaso.

Hace unos días conversaba con Felipe y Andrea acerca de qué temas posiblemente se hablarían en su matrimonio. Debido a la proximidad del Domingo 13, las elecciones presidenciales son conversación segura..El otro gran tema que se hablará en este matrimonio es el grupo que le tocó a Chile para el mundial Sudáfrica 2010 que para quienes no lo saben es: España, Suiza y Honduras (acabo de agregar esto, no crean que escribí el discurso a última hora).

Pero me aventuro a decir que existe un tercer gran tema que se hablará en este matrimonio, no sé si están de acuerdo conmigo, pero creo que inevitablemente se hablará de Felipe y Andrea.

En virtud de eso, creo que una de las preguntas que quizás ustedes mismos se repetirán hoy, durante la cena o la fiesta, es ¿Cuándo conocí a Felipe? ¿Cuándo conocí a Andrea? Yo, siendo extremadamente sincero, no recuerdo cuando conocí a la Andrea. (Recordar preguntarle a Alonso si se acuerda). Supongo que fue en un hospital a muy temprana edad, deben haber testigos aquí mismo de ese suceso. La Andrea, por así decirlo, siempre ha estado ahí. El que sí recuerdo haber visto llegar fue a Felipe.

Calurosa tarde de Sábado, Noviembre año 2001, 3:37 PM, boletería metro Universidad de Santiago. Tenía la orden expresa de parte de Andrea de esperar a un invitado especial para un baile que ella y su curso presentaban en su colegio (si mal no recuerdo era una canción de Elvis). La descripción que me hizo Andrea de Felipe fue reveladora: “un tipo con una chaqueta café”.  Cuando vio mi cara de extrañeza al escuchar tan detallada descripción agregó otro elemento distintivo: “es más alto que tú”. Es difícil identificar a alguien cuando lo único que sabes es que llevará una chaqueta café, especialmente cuando el tipo decide no llevarla puesta porque hace calor en el metro. La cosa es que Felipe me reconoció a mí y yo no a él.

Andrea me pidió que lo guiara a su colegio por un lugar tranquilo, ojalá sin molestarlo mucho. Mentiría si les dijera que recuerdo lo que conversamos. Lo único que recuerdo es que íbamos pasando por el terminal de buses y un tipo nos pidió que le ayudáramos empujando el auto. En ese momento, mientras Felipe (un completo desconocido) y yo corríamos haciendo fuerza para mover el auto, fue cuando supe con toda seguridad que llegaría este día y yo estaría contando la anécdota en el matrimonio. No… es mentira… en realidad no me pareció nada importante, quizás un poco chistoso. Pero vaya que estaba equivocado. El asunto de empujar el auto se repitió un montón de veces desde el día que conocí a Felipe. Incluso hay videos dónde salimos empujando autos…

A Andrea y Felipe también se les repetirá por siempre. Porque eso es lo que inician ahora, un compromiso eterno de que Vargas y Astroza van a empujar el auto juntos. Muchas veces el auto se les hará pesado, pero ahí estaremos todos para saber hacerlo andar.

El paso que hoy dan ellos es más que importante, es maravilloso. Tengo dos pruebas irrefutables de ello:

Prueba Número 1: A pesar de que inevitablemente perderé a la que en estos momentos es mi mamá (Andrea nos cocina, nos lava la ropa, nos ayuda en todo), me siento muy contento y convencido que es el curso natural y feliz de las cosas.

Prueba Número 2: Lo que representan Andrea y Felipe es trascendente y para explicarlo necesitaré de su imaginación.

Imaginen primero una chica de cuarto medio que sueña estudiar psicología y que decide inscribirse en el preu más lejano que existe de su hogar (en ese momento le dijeron que era el preu equivocado, qué dirán ahora?).

Por otro lado un futuro estudiante de leyes que busca también lograr  sus metas matriculándose en el mismo preu.

Pero algo pasó, algo los hizo decidir estar juntos. No sólo ahora, sino que hasta el resto de la eternidad.

Una unión que definirá la existencia de quizás cuantos más que vengan más adelante, el punto inicial de una nueva forma de ver la vida. Y en ese sentido considero que Andrea y Felipe son geniales, al nivel de que no me imagino dos personas más idóneas para tener una misión tan importante como ésta.

Si yo hablara sobre las cualidades de Andrea podrían considerarlo un poco  maleducado, pues es difícil no exagerar las maravillas de una persona que uno ama mucho y por tan largo tiempo. Y de Felipe sólo voy a revelar algo que lo dejara todo claro: yo mismo declaré ante la ley que Felipe tiene una conducta intachable y, más aún, que él es uno de los hombres más nobles que conozco.

Siendo la cosa así, no me queda más que felicitar a ambos novios y decir en nombre de todos los presentes que estamos aquí porque los queremos y admiramos mucho.

Gracias”

PD: Fue emotivo.