Las mejores películas del 2010

Estimad@s batiadict@s:

Este año 2010 fue entero heavy, sin embargo el cine siguió su curso, así que BATIG continuó con su tradicional tradición de publicar las mejores películas del año (ver las 8 mejores del 2008 y las 9 mejores del 2009). Ojo que son sólo películas estrenadas en sus respectivos países durante el 2010.

Igual siento que este año me perdí harto por miedo al terremoto (cuando fui con la Alicia a ver Nine la gente se concentró al lado de la salida de emergencia, fue cuatico). De hecho varias películas no se estrenaron aquí por lo mismo (malditos cerdos capitalistas).

Como siempre intenté hacer dos listas de 10 películas cada una (10 por 2010), la primera es de menciones honrosas y la segunda es la de las realmente mejores películas del año.  Nuevamente no logré mi cometido… =/. Dentro de las listas el orden es casi aleatorio, no me gustan rankear porque lo encuentro una tontera (eso de dar estrellitas o poner nota es demasiado inútil para mí).

Me hubiera encantado ver 127 Hours, Biutiful, Hereafter, Somewhere,aThe King’s Speech y The Fighter antes de terminar de escribir esto, pero no puedo estar esperando películas toda la vida (y no se habían aparecido en inter.. cine hasta el cierre de esta edición).

Tampoco vi la última de Harry Potter (y misteriosamente ha aparecido en casi todos los rankings en revistas especializadas.. tan buena era?). Ustedes saben que soy ultra fanático de esa saga, así que fui disfrazado de Harry a la avant premiere,un poco de la pintura con la que simulé la cicatriz me entró al ojo y tuve que irme derechito a la clínica. Mal. Era LA oportunidad para que Harry apareciera en el ranking de batig (pa la otra será amiguito- mago-niñito-elegido-you-know-who-so-bright-and-vivid)

Extrañamente este año el ranking quedó super tirado para el polo norte, ¿será porque fui para allá? Yo creo que es porque realmente se lo merecieron los gringos este 2010.

No hay ningún spoiler,  así que lean sin miedo.

Menciones Honrosas

Easy A [Will Gluck – USA]

La primera en esta lista es una gran sorpresa. Debo admitir que la vi sólo porque la protagoniza Emma Stone (que me gusta mucho desde que la conocí en SuperBad), pero resultó ser una comedia bastante inteligente y entretenida. Trata sobre una chica que decide inventar que dejó de ser una pequeña flor amarilla (después van a cachar) y misteriosamente ve como su popularidad se dispara, llegando a ser trending topic mundial (según un singular efecto que ella demonina “la velocidad acelerada de la inexactitud terminológica”).  Como le quedó gustando el sabor a chica gossip, se dedica a mentir y mentir sobre su reputación. Me imagino que son capaces de imaginar en que termina… aún así es de esas películas que darán una y mil veces por el cable y yo me quedaré pegado viéndola.

Entre tanta estupidez que sale, es gratificante encontrarse con aciertos como éste. Gran comedia y por ende gran película.

Sale Lisa Kudrow, Phoebe de Friends (tengo el compromiso sagrado de anunciar cada vez que veo a alguno de los 6 amigos en una película).

¿Dónde la vi?: Una sesión de cine en ASU.

Mandrill [Ernesto Díaz Espinoza – Chile]

Mandrill es un agente secreto ultra pro, fanático de John Colt (una especie de James Bond chilensis, o sea mil veces más bkn), que busca desesperadamente vengar la muerte de sus padres (cuyo asesinato es una escena que se repite una y otra vez durante el transcurso de la película, acompañada de una musiquita emotiva que te hace estar al borde de las lágrimas).

La película es extremadamente entretenida y sorprende cada segundo, porque al ser una extraña mezcla entre tributo y parodia conmueve (en su estilo) y te hace doler el estómago de risa. Marko Zaror y Ernesto Díaz Espinoza hace rato que vienen haciendo las cosas muy bien y se nota que ya alcanzaron una prolijidad extrema en su trabajo (hay un par de escenas de acción que más perfectas no pueden ser). Y por si no les bastara cabritos, tiene la frase más célebre de toda la historia del cine chileno (tienen que verla y después les cuento).

Cine fresco, valientemente diferente y con un agradable sabor de boca.

¿Dónde la vi?: En el Hoyts, la semana que se estrenó, junto a Alonso y Jaime. Apenas salimos Jaime dijo que era la peor película de la historia… pero entre que llegamos al metro lo convencimos que era una obra maestra (y eso que el hoyts de estación central queda al lado del metro)

Exit Through the Gift Shop [Banksy – USA/UK]

Thierry Guetta es un francés radicado en Los Ángeles (USA) que graba todo lo que ven sus ojos. Por razones inexplicables decide empezar un documental sobre arte callejero, siguiendo a figuras legendarias . Pero le falta el más grande: Banksy.

Cuando Guetta consigue encontrar a Banksy la explosión es tal que el propio Banksy empieza a grabar un documental (llamado Exit Through the Gift Shop) sobre Guetta.

En palabras del mismo creador: “La historia de un hombre que intenta filmar lo infilmable. Y no lo consigue”

Simplemente me fascinó.

Borges se hizo presente este 2010.

¿Dónde la vi?: En el festival in-edit (pedazo de festival a todo esto).

Carancho [Pablo Trapero – Argentina]

¿Qué más decir? Darín la hizo de nuevo.

Una historia potente, sobre un “carancho”, una persona que se aparece en cada accidente automovilístico para “asesorar” a  las víctimas y poder sacarle la mayor plata posible a las aseguradoras. A medida que pasan los minutos se va mostrando una realidad que es cada vez más oscura, terminando en una última secuencia que de seguro los dejará sin habla.

Una bola de nieve iniciada por el gran Darín y que finalmente explota frente a tu pantalla.

Además el soundtrack corre por cuenta de La Noche (true story).

¿Dónde la vi?: El nuevo canal de películas argentinas (INCA creo que se llama).

Shutter Island [Martin Scorsese – USA]

Me encantan esas historias donde nada es lo que parece ser y Shutter Island es justamente eso. Di Caprio intepreta con maestría a un investigador que viaja a una tenebrosa isla/manicomio a averiguar que diablos pasa y más encima cobró un cuantioso cheque por desarrollar exactamente el mismo personaje que había hecho en Inception (master!!). Además la película tiene un ritmo impecable y te hace revisarla mentalmente varias semanas después de haberla visto, porque es para espectadores activos que no se contentan con que le cuenten cada detallito (es como esos profes del colegio que se negaban a dictar la materia).

Tiene una escena NO-TA-BLE (la del lago, al final). Si alguien me parara en la calle y me pidiera que nombrara LA escena que nos regaló el cine este 2010, no sé si esa fuera la que diría, pero sin duda la primera que pensaría (si me ven en la calle pregúntenme).

¿Dónde la vi?: Fui a verla al Hoyts de San Agustín con Margaret (un saludo para ella! esta es su primera aparición en b.a.t.i.g. y hace rato que se lo merecía… cuando sea una estrella va a recordar estas líneas como el gran trampolín a la fama).

The Karate Kid [Harald Zwart – USA/China]

Cuando chico intentaba por lo menos una vez por día hacer la patada con la que Daniel-san gana el torneo en Karate Kid. Me ultra requete fascinaba esa película. Cuando supe que iban a remakearla y más encima con el hijo de Will Smith como protagonista (y el soundtrack a cargo de Justin Bieber) pensé que ibamos a estar frente al fiasco más grande de la década. Pero resultó ser tremendo acierto.

No quiero decir que reemplace a la original, para nada. Es muy diferente. Para empezar el cabro chico baile break-dance y es entero shoro. Y trata de enamorar a una chinita maltratada, que llega a tener colon irritable por la cantidad de presiones que recibe de su familia, perro, malvado maestro de piano, novio a la fuerza, etc (pero igual la lokita se cree idol e imita a Lady Gaga).

La película emociona, tiene mucho humor y un balance perfecto entre acción, diálogos y risas. De verdad que está bastante buena (believe it or not Mr. Re-play).

¿Dónde la vi?: Olivia me invitó al Hoyts.

Velódromo [Alberto Fuguet – Chile]

Ariel se pasa la vida bajando películas y andando en bicicleta. Poco conoce del mundo y muchos menos de las personas. Cuando rompe con su alocada novia, pierde a su mejor amigo y empieza a juntarse con su primo millonario, pronto va abriéndose al mundo y reconociendo que lo que se espera de él no es lo que siempre había creído.

Tengo una debilidad tremenda por el cine de Fuguet. Siento que quiere decir tantas cosas y en esta película no se queda atrás. Cada diálogo tiene alguna sutileza que lo hace más que interesante. La encontré super contingente, astuta y con un ritmo especial que es difícil de resistir. El único “pero” es que le sobran como 20 minutos entre medio. Si le tienen un poco de paciencia la van a amar.

Hay 3 personajes inolvidables (el primo, el amigo karateka y el director de cine).

¿Dónde la vi?: En el SANFIC! Tantas veces que he ido y es la primera en que puedo ver la película. Un logro del cual me siento orgulloso este 2010.

Monsters [Gareth Edwards – UK]

A ver… cómo lo digo?

Esta es la PEOR PELICULA QUE HE VISTO EN AÑOS!!!

La historia es ultra novedosa: la NASA manda algo al espacio y vuelve lleno de aliens. Se estrellan justo en la frontera de Mexico con Estados Unidos, obligando a cerrar la zona. Un periodista está obsesionado con sacarle una foto a los aliens y salir en portada de un diario a lo Peter Parker. Cuando está a punto de lograrlo (es el corresponsal especial enviado a la zona), el dueño del diario (magnate sin precedentes) le encarga que lleve a su hijita de vuelta a Estados Unidos (no se explica muy bien por qué la chica está arriesgando su vida en México, pero de seguro debe ser una razón muy creible y obvia que no merecía ser mencionada). Al tipo en un principio le cae mal la chica, pero después se van enamorando (o sea.. quien no se enamoraría de la chica que jodió tus sueños y que además pasa todo el día sudorosa y sin bañarse en un viaje horroroso por la zoña infectada de criaturas tenebrosas).

Los tipos son tan valientes que siempre eligen el camino más peligroso (teniendo la opción de volver a un lugar seguro, prefieren caminar sin ninguna ayuda por la zona infectada, a pesar que no conocen el camino, no tienen armas ni tampoco las máscaras anti-gas que hay que tener para toparse con los marcianitos). Todo sea por la foto pos.

Cuando la cosa no puede ser peor, al director (un genio a estas alturas) le da por mostrar escenas romanticas entre alienigenas (why the face?).

La cuestión es tan mala que en el futuro va a ser de culto. Por eso está en mi ranking, para quedar en los anales de la historia como el iniciador de todo un movimiento monsteriano.

¿Dónde la vi?: Los 700 mb peor ocupados en todo mi disco duro.

The Kids Are All Right [Lisa Chodolenko – USA]

A pesar de ser una comedia/drama más bien simplesita, me gustó mucho como uno de a poquito va encariñándose con los personajes y terminas siendo uno más dentro de la película. Los hijos de un matrimonio de lesbianas deciden buscar a su padre/donante, generando un terremoto en su estructurada familia.

Destaco las actuaciones de los dos cabros chicos (la washinosecuantosky que hace de Alicia con Tim Burton y el niño de Bridge to Terabithia) y la genialidad del guionista y directora por hacer tan llamativa una historia con tan poca complejidad como imperfeccciones. Para pasar un buen momento y comentarla después.

¿Dónde la vi?: Biógrafo todo el rato…

Scott Pilgrim vs the World [Edgar Wright – USA/UK/Canada]

Scott Pilgrim conoce a la chica de sus sueños y para poder quedarse con ella debe vencer a los 7 ex-novios de la tipa. Mezcla de Dragon Ball Z, SuperBad, Double Rainbow, Coke Zero, Seinfeld y Zelda Ocarine of Time.

Michael Cera se luce nuevamente haciendo de George Michael (Arrested Development) y se consagra como el rompecorazones de siempre (con su mirada de pollo matadora). Aparte el tipo tiene una banda que la lleva. Es mi ídolo… o sea.. es terrible imbécil y trata de ligar contando la historia de pac-man. No por nada he visto todas sus películas (y no es chiste XD).

Para mí fue la película más cool de la temporada (y por lejos!). Aparte todos nos enamoramos de Ramona Flowers

¿Dónde la vi?: Ha salido en todos lados ya.

The Town [Ben Affleck – USA]

Creo que yo veo sin prejuicios películas de casi todos los géneros, desde estúpidos musicales a reflexivos dramas franceses, pasando por comedias de todas las partes del mundo, tragedias griegas, experimentos rumanos, clásicos orientales, etc. Sin embargo tengo una especie de alergia cuando me expongo por algunos minutos al “cine de acción” , haciendo que la piense 500 mil veces antes de ver alguna película con persecusiones, explosiones, guardias dormilones y muchas otras cosas terminadas en “ones”. Así que el sólo hecho que me interesara por esta película ya es tremendo mérito. Y resultó ser de lo mejorcito del año.

Trata sobre una mujer que es usada como rehén por un grupo de hombres que asaltan un banco y de como esta chica se ve obligada a intentar olvidar y los ladrones se ven obligados a volverla a ver. Es tremendamente efectiva, cautivante y llena de buenas escenas cargadas de emoción. Recibe el premio “Taken” del año.

Recalco que la dirige el gran Ben Affleck (sus dos únicas películas han sido una maravilla para mí… así que se está ganando el derecho a ver cada película que saque) y la protagoniza él mismo junto a Rebeca Hall (no me acuerdo si era Vicky o Cristina…).

¿Dónde la vi?: Fui a la premiere en el cinemundo.

Las 10 mejores del 2010

La Vida de los Peces [Matías Bize – Chile]

Andrés (Santiago Cabrera) lleva viviendo 10 años en Alemania y llega a Chile a romper cualquier lazo con su tierra. Vino para nunca más volver. Matías Bize (director) nos muestra una noche en la estadía de Andrés (la fiesta de cumpleaños de uno de sus amigos), justo cuando dice “me voy”. Pero algo lo detiene: el amor de su vida, Beatriz (Blanca Lewin), aparece en la celebración y le remece el mundo. Le hace pensar que esa existencia vacía que lleva, ese ir y andar sin un fin de verdad, esa serie de imágenes y sonidos que ve pasar (y que otros llaman vida) sin comprometerse pueden cambiar. Que puede ser el momento exacto para atreverse a hacer difícil lo fácil, que puede romper el miedo a un futuro mejor, que puede vivir como un pez.

Una película valiente, por sobre todo, que necesita de escenas largas, porque sus diálogos son soberbios, que nos deslumbra con sólo mirarla, pues su fotografía/montaje/dirección son belleza a los ojos de cualquiera (creo, que me corrijan si no es así, que la fotografía estuvo a cargo del equipo de Whisky, una de las 3 más grandes obras de la historia del cine), y que es capaz de contarlo todo en una sola noche y en un solo lugar (porque tiene unos actorazos y un guión inolvidable).

La Vida de los Peces mezcla emociones. Hace reír (y mucho), te apreta la garganta al mostrar unos personajes que son tan iguales a ti y te hace estar a punto de saltar del asiento a medida que se acerca el final. No necesita explosiones, ni magia, ni superhéroes,  ni tercera dimensión, ni siquiera violencia. Uno de los momentos más tensos que viví dentro de un cine este 2010 fue seguir la espalda de Andrés mientras camina por una casa que podría ser la mía.

¿Dónde la vi?: La vi 3 veces. La primera vez gracias a una invitación de mi hermana Andrea y la segunda gracias a la invitación del propio Bize. Awesome.

El Rati Horror Show [Enrique Piñeyro – Argentina]

Un pobre tipo vuelve a su hogar después de ir a dejar a sus pequeñitos al colegio y en ese corto trayecto es inculpado por parte de la policia de  un asesinato múltiple que conmovió a la Argentina entera. Después que el tipo es encarcelado, Enrique Piñeyro (director de este documental), comenzará a demostrar que en verdad es inocente.  Todo el proceso es documentado en esta pelicula que es lejos lo más impactante que pude ver este año.

Bienvenidos al mundo al revés, donde el buen tipo es malo y los buenos son los peores.

Recomendada 100%.

Un caso real que aún continua abierto.

¿Dónde la vi?: Puedes ver cosas como ésta en todos lados…

Toy Story 3 [Lee Unkrich – USA]

Pixar se superó de nuevo. Los que leen mi blog seguido saben que ya no me quedan palabras para elogiar el trabajo de estos artistas.

En verdad no sé que más agregar.

Fue quizás la única película que me tuve que esforzar para contener las lágrimas. Me emocionó… T_T

¿Dónde la vi?: En el hoyts de La Reina con Olivia.  Primera vez que veo una pelicula de Pixar en inglés… tuvimos que hacer el medio esfuerzo si (ir re lejos y super tarde). Valió la pena.

Wedding Dress [Hyeong jin Kwon – Korea]

La historia es muy sencilla: una joven madre, diseñadora de vestidos de novia, le han diagnosticado cáncer y sabe que muy pronto deberá despedirse de su pequeña hija  de 6 años, así que decir tratar de dedicarle el poco tiempo que le queda (sin contarle nada). La hija descubre accidentalmente la enfermedad de su madre y también decide dedicarle todo el tiempo a ella, sin contarle nada a nadie. Una premisa tan típica como sencilla, pero con un sentimiento muy difícil de igualar. Esa de esas películas que te emocionan hasta los huesos.

Siempre lo he dicho en batig: el cine koreano va por arriba de todos. Cuento como anécdota que en Arizona un koreano no me creía todas las películas que había visto de su país, me dijo “ni en korea se ve el cine koreano”. Le recomendé una película (Memories of murder). En su cara!!! jajaaja es como si él me hubiera recomendado una película chilena (y más encima re buena).

En oriente convirtieron esta historia tan común dentro del cine hollywoodense en una de las películas mejor facturadas del año. Una humilde obra maestra.

¿Dónde la vi?: Ciclo de cine koreano.

Inception [Cristopher Nolan – USA]

Difícil agregar algo más a lo que ya tanto se ha dicho de esta película (asumo que todos ya la vieron y saben de qué trata). Sólo voy a decir que muy pocas veces en mi vida he salido del cine pensando en que acabo de ver algo distinto a todo y con Inception me pasó justo eso. Es de esas ideas tan maravillosas que rasgas tus vestiduras preguntándote por qué no se te ocurrió a ti primero.

Debido a esta película he tenido innumerables discusiones… es demasiado astuta! (hasta la música esconde secretos). No cabe duda que es una de las 10 maravillas del mundo. Y sale Marion Cotillard! =3

Probablemente la mejor película que ustedes verán en mucho tiempo (porque cuento con los dedos de una mano de monito de lego las personas que han visto alguna de las películas que se vienen a continuación…)

¿Dónde la vi?: La he visto dos veces. La primera con Alonso en el hoyts y la segunda con la Camileishon (pero en otro hoyts). También recuerdo que la Camila no quiso ayudar a un compañero que se encontró.. jajaja (vendía cosas en el cine y puro quería que le compráramos un helado). Ahora que lo pienso.. esa vez con la Camila fue la ULTIMA ida al Hoyts de Huerfanos (porque lamento decirles que lo cerraron). Gran recuerdo.

Four Lions [Cristopher Morris – UK ]

Comedia británica hilarante de principio a fin, sobre cuatro árabes residentes en Inglaterra que intentan hacer un atentado. Una de las pocas películas (junto con Mandrill) que me sacó verdaderas carcajadas este año. Da gusto cuando un buen guión se junta casualmente con buenos actores y nos hacen pasar un excelente rato. Tiene además escenas legendarias, de esas que uno imitará por siempre, como por ejemplo la de las cámaras con reconocimiento de rostro (dedicado a Alonso y a todos los ñoños del Lab de imágenes). Altamente recomendable (aviso si que requiere como 15 minutos de acostumbramiento… cuando le cachas la onda no hay quien la pare).

La comedia del año (el mayor premio que se otorga en BATIG).

¿Dónde la vi?: Larga vida a taringa!

Engelen [Margreth Olin – Noruega]

La historia de una niña tan hermosa que llega a enfermarse por eso y como, al convertirse en mujer, es incapaz de proteger a su propia hija de la misma enfermedad.

Drama impresionante sobre situaciones comunes y personajes extraordinarios. Me emocionó mucho la manera en que está narrada y la verdadera finalidad de la película (que la misma directora revela casi al llegar al final).

Es heavy como la típica historia de adolescentes drogadictas pudo a ver mutado a esta obra tan hipnoticamente bella.

¿Dónde la vi?: Me invitaron a la premiere en Noruega.

Kynodontas [Giorgos Lanthimos – Grecia]

Esta es la candidata al Oscar por parte de Grecia. Trata sobre un padre y una madre que encierran a sus hijos dentro de su casa desde el momento en que nacen y les cuentan el mundo a su manera. Les infunden miedo, les inventan mil razones para que no salgan, le enseñan un lenguaje propio (por ejemplo la mamá les define “virgen” como “una pequeña flor amarilla”), los cuidan de un exterior que podría dañarlos, pero los lastiman más de lo que imaginan.

Es de esas películas que te hacen dudar quien es el malo y pone en el tapete (de una manera cinematográficamente magistral) una de las grandes preguntas de la humanidad: ¿quién dice que es lo normal? Además es una fábula certera y deslumbrante acerca de una sociedad que nos hace creer lo que ella quiere y nos mantiene encerrados dentro de ciudades donde lenguajes, deseos y sueños no son más que la invención de algún padre que nos priva de la libertad.

De esas películas que te hacen rallar la papa eternamente.

¡Veanla!

¿Dónde la vi?: Festival de cine europeo pos oye…

Poetry [Chang-Dong Lee – Korea ]

Trata sobre una abuelita coreana toda pro, que se jura lola (el viejito que cuida le da más propina porque le hace ojitos) y que comienza a escribir poesía después de que en la caja de compensación le hacen un curso sobre la Mistral (ella misma lo afirma: “me gustan las flores y decir cosas raras”).

Obviamente la viejita vive feliz de la vida en Isla Negra hasta que “algo” pasa y cambia su destino. No les voy a contar mucho más, pero agrego que ganó “mejor guión” en Cannes (y por algo será). Advierto si que es de esas películas ultra desconcertantes (así que las gallinitas deberían abtenerse).

Es un poema triste, extremadamente hermoso, que nos enseña lo bello que es el mundo que tan poco miramos.

En el dolor también hay vida.

¿Dónde la vi?: En uno de mis viajes a Korea.

Uncle Boonmee who can recall his past lives [Apichatpong Weerasethakul- Tailandia ]

El viejo y enfermo tío Boonmee pasa sus últimos días en su casa de campo, rodeado de la poca familia que le queda. Súbitamente lo visitan el espíritu de su difunta esposa y  su hijo antiguamente desaparecido. Todos comienzan un viaje que los hará reflexionar sobre la vida, la muerte y su propia existencia.

Más que una serie de fotogramas pasando por una pantalla, sentía que esta película era un animal (quizás moribundo) que respiraba dificultoso. Y ya casi llegando al final te das cuenta que acaba de nacer una nueva forma de mirar el mundo delante de tí.

Magistral. No existe otra palabra que pueda describir la experiencia de ver al tío Bloomnee recordando sus vidas pasadas.

Me impactó muchísimo, creo que se acaba de crear un nuevo género. Fue como meter la cabeza en un estanque de un líquido alucinógeno y dejarse llevar por lo desconocido.

Ganó la palma de oro en Cannes (mejor película), lo que quiere decir que es ashi shuper profunda, en general no se entiende y además es  tremendamente lenta.

¿Dónde la vi?: Por ahí.

Never Let Me Go [Mark Romanek – UK ]

Hace casi 5 años mi hermano trajo a la casa un libro llamado “Nunca me Abandones” de un tal Kazuo Ishiguro y, según mi abuela, de una tal Ana Grama.  Lo primero que pensé “otro romanticón libraco de esa pila de autores japoneses de los años 40 que sólo Alonso lee…”, pero me equivoqué. Lo tomé a regañadientes y se convirtió en una de esas obras “cambiavidas”. Cada página era más sobrecogedora que la anterior y poco a poco te iba metiendo en una historia tan hermosa como devastadora. Si cuando leí el último párrafo no pude cerrar el libro porque las manos no me respondían. En ese momento supe que había terminado la gran obra literaria de nuestro siglo. Puede que existan otras mejores escritas, algunas con más premios, incluso algunas más entretenidas y llamativas… pero “Nunca me Abandones” es quizás el libro que mejor nos describe (a mí, a ti y a todos los que nos tocó conocer el 2000 algo). Creánme, en 30 años más será clásico obligado.

La película le hace honor al libro, muy bien lograda, con un director que tiene muy claro lo que quiere mostrar y construye casi dos horas donde plasma magistralmente el alma de la novela hermana. Además Carey Mulligan (An Education) y Andrew Garfield (Social Network) se lucen en un par de interpretaciones de antología (de esas que hacen llorar a la sala de cine entera).

¿Dónde la vi?: Con mi hermano en el Hoyts.

The Social Network [David Fincher – USA]

Quizás la mejor película del 2010.

Para mí fue una obra maestra deliciosa, un fruto exótico cuya cáscara es extremadamente llamativa (la estética de Fincher, la actuación descollante de Eisenberg, el aullido deslumbrante de Treznor, la gran sorpresa de Timberlake, la consagración de Garfield, los diálogos astutos de unos personajes que se desbordan y, por supuesto, la perversa genialidad de Zuckerberg) y cuya pulpa es la profundidad de un hombre que nos entendió a todos, que conjuró nuestros caprichos, deseos y emociones en su propia ambición, en un solo invento que definió toda una era.

La película tiene un ritmo imparable y atrapa desde el minuto cero. Te zamarrea por dos horas, enciende tu cerebro y te hace sonreír de nervio, angustiado por la tremenda vergüenza que significa pertenecer a la raza humana.

Como dice mi hermano, todas las películas que vengan ahora no serán más que otro punto de vista de esta misma idea.

¿Dónde la vi?: Hoyts de Estación Central con Alonso.

Black Swan [Darren Aronofsky – USA ]

En una palabra:

Perfecta.

Se te sale el corazón por la emoción que genera ver algo tan bello, derrumbando toda limitación a la cual podría verse restringido el cine. Porque Black Swan demuestra que en cuanto a arte todavía queda mucho que mostrar. Estuve hora y media con la boca abierta, contemplando un espectáculo que sé que mis ojos jamás volverán a mirar.

¿La trama? ¡El lago de los cisnes! Una mujer convertida en cisne que sólo puede vencer el hechizo a través del amor, pero su principe se enamora de la persona equivocada y ella decide…

Aronofsky es un genio, Portman una diosa y Kunis el puente perfecto entre estos dos artistas que hacen la obra de su vida. Si le dan un oscar a Natalie Portman por este papel sería la injusticia más grande del mundo… deberían darle 17 de esos!!! Y el maldito Aronofsky danza con su cámara, como si el fuera el cisne negro que atemoriza y maravilla.

Visceral, enorme, fabulosa, te tensa cada articulación y sientes como sube por tu garganta un aullido bestial que reclama al mundo lo terrorificamente brillante que es esta película.

¿Dónde la vi?: En el cine con Camila (festival de cine wiken). A pesar de que ya la habia visto en internet, me impactó de una manera descomunal. Nos sentamos en primera fila y tuvimos justo en frente de nuestros ojos la maravilla que es esta pelicula, sin que nadie nos entorpeciera la perfección.

Ojalá comenten los que se dieron la lata de leer esto (sería entrete ver que les pareció, que lloren si no salió su película favorita, destruyan mi estúpido punto de vista, etc). Si lo leyeron completo son mis nuevos heroes.

Creo que entre Social Network y Black Swan deberían repartirse todos los honores este año. No puedo determinar cual es mejor de las dos porque el fallo tendría que ser milimétrico.

¡Feliz 2011!

Powered by:

imdb, , , &

PD: Usted puede aparecer entre mis auspiciadores el próximo año. Lo único que tiene que hacer es invitarme al cine.

A veces sueño con una puerta

Lo voy a poner de la manera más simple posible: he recibido una sola pregunta importante a lo largo de mi vida. Me la hizo ella, sentados en nuestra banca favorita, mientras espiábamos el atardecer.

“¿Crees que haya vida después de la muerte?”

Y para poder explicar mi respuesta tengo que remitirme a un evento de mi infancia, inicialmente insignificante- ¡pero que resultó ser trascendental!- que trataré de relatarles con la mayor claridad.

Mi primer acercamiento a esa pregunta fue a los 10 años de edad, cuando todavía era un niño normal (o por lo menos eso creía). Mi gran amigo era un chico llamado Ben. Era un poco más alto que yo, venía de una familia adinerada y le gustaba el baloncesto. Pese a ello era un chico de buen corazón y me caía bien. Yo no era un chico muy popular, así que mi círculo social se limitaba a los vecinos de la cuadra o los otros chicos impopulares del colegio. Ben era el más aceptable dentro de todos ellos.

Él me dijo que fuéramos a ver a la Bestia.

Y aquí creo que es necesario hacer un alto. Seré muy sincero: yo también quería ir a ver a la Bestia. No quiero culpar a Ben por lo que pasó. Creo que los dos soñábamos con conocer a la Bestia, así que cuando Ben lo propuso no fue más que una extensión verbal de lo que yo estaba pensando. Digamos que él se atrevió a decir lo que por tantos años se atoraba en nuestra garganta.

La Bestia vivía en un apartamento un poco apartado del centro de la ciudad. Una vez Roger, compañero de clase, aprovechó un campamento nocturno para contarnos, con una enorme linterna alumbrado su cara, cómo había golpeado a la Bestia en un momento de singular heroísmo. Nadie le creyó ni una palabra, pero aún así esa noche descubrí que todos mis compañeros compartían el mismo sentimiento: debíamos ir a ver a la Bestia. No lo decían en TV, no era una obligación para contentar al viejito pascuero ni tampoco un castigo propuesto por los padres. Era un simple, común y directo deseo.

Nos paramos frente a la puerta de su apartamento y nos miramos el uno al otro. La puerta era la puerta más ordinaria del mundo: blanca y con una manija metálica. Miré la manija y me pareció tan fría. Ni siquiera sabía con seguridad que estuviera fría pues no la había tocado, pero debía estarlo. Detrás vive la Bestia y la Bestia tiene un alma helada que ensombrece hasta el más emocionado de mis latidos.  La contemplé por horas, paralizado por el miedo fui incapaz de abrirla.

Y podría haber quedado ahí, como una anécdota estúpida de niños. Es cierto que durante meses soñé con esa manija que no me atreví a abrir y me sentía horrible cada vez que recordaba esa puerta, pues me hacía pensar en un futuro que nunca podría vivir. No era más que un niño con miedo a la Bestia. Niños como yo abundaban en todos lados.

Luego la conocí a ella. Y ella lo cambió todo.

Se llamaba Bella, la vi por primera vez en el parque a la edad de 14 años. No sé como me atreví a hablarle. A veces pienso que ella me habló primero y que el recuerdo que tengo en mi mente no es más que una forma que tiene mi memoria para hacerme ver como un valiente. A fin de cuentas siempre he sido cobarde. ¿Será acaso que uno recuerda como le conviene? Así como soñamos lo que queremos ser, ¿recordaremos lo que quisimos haber sido?

Siempre vestía de blanco. Era su color. Ella fue la primera que me dio un segundo nombre. Solíamos hablar de temas irrelevantes, pero interesantes para ambos. Pocas veces había sentido tal conexión con alguien. Mientras hablaba sentía que sus palabras estaban escritas en algún lado y que más que decírmelas, me dejaba leerlas. Como si alguien hubiera escrito un cuento sobre nosotros y yo ya lo hubiera leído. Y no era un cuento cualquiera, era una historia cálida, tranquila y lejos de cualquier bestia.

Fue en una de esas conversaciones cuando me lo preguntó:

–          ¿Crees que haya vida después de la muerte?

Reflexioné un poco. No era una pregunta fácil. Supongo que mi condición de ateo me hace responder instintivamente un no. Súbitamente imaginé a la Bestia, así sin más. Y respondí.

–          No sé.

–          Yo si, de hecho lo recuerdo.

–          ¿Recuerdas qué?

–          Lo que hay después de la muerte.

Me quedé helado. ¿Qué quería decir? ¿Acaso esta chica ya había muerto una vez? Probablemente estuviera bromeando. Me sentí incómodo. Decidí seguirle el juego.

–          ¿Cómo puedes recordar eso?.

–          Es muy simple. Cuando era niña me lo cuestioné demasiado. Le preguntaba a mi mamá que había sido de mi antes de nacer, que donde había estado. Estaba convencida que uno existía siempre y que estar en este mundo era uno entre muchos. Me tiraba en el pasto a pensar en eso, incluso me imaginaba el lugar donde estamos cuando no estamos acá. Era capaz de verlo y creo que en verdad existe. Ahora no soy capaz de imaginarlo, pero cuando tenia 5 años había estado ahí hace tan poco que podía recordarlo.

–          ¿Es algo así como la reencarnación? ¿Qué tu vida es una serie de vidas?

–          Algo así, pero incluso creo que es más simple que eso. Existimos siempre. Eso es todo. No hay nada más, absolutamente nada más.

Mentiría si dijera que la comprendí. En verdad me pareció que le faltaba un tornillo. Después de su fugaz muestra de locura, conversamos un par de minutos más, nos despedimos y pensé que quizás nunca volvería a verla de nuevo. Pero una cosa es pensar y otra es olvidar porque en el fondo sabía que esa niña era un punto de inflexión en mi vida y que no quería olvidarla. Al día siguiente caminé hacia el parque y ella no estaba ahí. Supe que nunca estaría.

Años después de lo ocurrido me atreví a volver. Leí en el periódico que Bella había muerto.  La asesinaron unos perritos mientras les daba comida. La noticia fue revuelo nacional. Su repentino deceso me dio la valentía para decir “es mi momento” y caminar, por segunda vez en la vida, hacia la puerta de la Bestia.

Me planté frente a la puerta y noté que todo era  como lo recordaba. La única diferencia era que en vez de Ben, me acompañaba el recuerdo de Bella. Tomé la manija, estaba fría, tal cual como siempre había imaginado. Respiré profundo y sentí como si en otro lugar del mundo, un tipo igual a mí, estuviera también tomando la manija de la puerta. Como si de repente la mirada de ese tipo se perdiera y pensara que en otro lugar del mundo, había un tipo igual a él con la mano en la manija de una puerta.

No pude girarla, la manija estaba trabada. Intenté e intenté, usé todas mis fuerzas, pero no pude. Imposible. Esa puerta jamás iba a abrir. Me frustré un poco. Tantos años de cobardía para nada.

Miré la manija por última vez y salí.

Afuera nadie me esperaba.

—————————————————————

La Bestia sintió que dos niños estaban al otro lado de la puerta y se refregó las manos de emoción. “Por fin carne fresca”. Se puso al lado de la puerta, expectante. Apenas se abriera los atraparía y disfrutaría del dulce manjar que son los sueños de un niño.

Pero la puerta no se abrió.

“Cobardes” se dijo, se sentó en su sofá y pasó toda la tarde viendo series gringas con risas pre-grabadas (su favorita era friends).

Años después uno de los niños volvió. La Bestia miró por el rabillo de la puerta y se dio cuenta que ya no era un niño. El hombre tomó la manija y la Bestia se desesperó. Imaginó que en otro lugar del mundo, había otra Bestia idéntica a ella esperando que otro hombre, idéntico a él, abriera la puerta.  Pensó en que quizás esa Bestia también imaginaba que en otro lugar del mundo existía una Bestia idéntica a ella, esperando que un hombre idéntico al que ella esperaba estuviera a punto de abrir la misma puerta. Le entró pánico. Lo único que atinó fue a sujetar la manija con todas sus fuerzas. El tipo intentó abrir, pero no pudo. La puerta estaba trabada por la propia Bestia.

Cuando el hombre se fue la Bestia respiró aliviada, se sentó en su sofá y pasó toda la tarde viendo a unos hombres que habían grabado sus risas para repetirlas por siempre.