Un simple malentendido

Un niño, harto de un mundo sin magia, decide demostrar que Harry Potter existe. Se acerca a su madre  y  pregunta “Mamá, ¿qué hechizo usas para cocinar dulces tan sabrosos?” Ella le da a probar un poco de la bolsa de avena. El niño, al identificar un sabor idéntico al de sus galletas favoritas, cree que aquella sustancia es hueso molido de grifo y que su madre es una experta en pociones.

Luego va y se recuesta al lado de su padre mientras ve televisión. El padre piensa “maldición! ni siquiera puedo ver una película sin ser molestado”. El niño, en cambio, siente que  apoyado en el brazo de su héroe nada malo le puede pasar. “Mi padre es el mejor en defensa contra las artes oscuras” comenta en silencio.

Antes de acostarse visita a su hermana mayor. Ella está totalmente concentrada en la pantalla de su computadora. Él se interesa por lo que está haciendo su hermana, pero es apartado con un violento “¡nunca entenderás!”. El niño se aleja pensando que su hermana es realmente buena en el arte de la adivinación.

A la mañana siguiente, el niño corre camino a la escuela, entusiasmado por una ciudad que le parece más bella que nunca. La sonrisa que lleva en el rostro es borrada súbitamente por un autobús que le arrolla.

Pasa varios meses en la enfermería, conectado a unas máquinas especiales que algún mago debe haber creado hace mucho tiempo. Su madre llora y él la tranquiliza “Los encantamientos pueden curar cualquier cosa” le dice muy confiado. Su padre se toma la cabeza y luego el bolsillo.

El niño sale de la clínica con una evidente cojera. Los otros chicos de la escuela se burlan de él. Le asignan un mote  no muy elegante  e imitan su caminar mientras lo hacen caer al suelo repetidas veces. “Levántante cojito” le cantan mientras se ríen. El niño busca  desesperado en todos los libros de magia que conoce, pero no encuentra nada capaz de sanar su pierna.

“Fui un tonto… la magia no existe” piensa el niño, sin siquiera imaginar que en 2000 años más todos creerán que Harry Potter existió. ¿Quién podría ponerlo en duda con esos siete tomos de la biblia que lo acreditan?

————————————————————————————————————————-

PD: Fue sólo para escribir “Harry Potter” y obtener más visitas.

PPD: Voy a seguir escribiendo PD en vez de PS porque me da lata corregir todos mis posts. Y si lo voy a hacer mal, lo haré mal con estilo xD.

3 pensamientos en “Un simple malentendido

  1. A mi mamá le encanta Harrypotter, yo nunca he sido fan ni del libro ni de las movies.
    Me dió pena el cuentito, es como… doraemon.

    PS:n mi profe de lenguaje siempre me retaba, por eso no más te dije u.u

  2. Wa wa waaaaat?! Dumbledore muere?!!

    Y más encima dijiste que Harry Potter es como Jesús?!!

    Rápido!! El menú de emergencia!!

    Traigan cerveza y papitas fritas!!

    Ahora!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s