Atalantale

Ya cabritas y cabritos…primero que todo.. las cosas como son. Resulta que en los últimos 4 meses mi blog ha recibido muchas más visitas desde USA que desde Chile. Decepción máxima. Yo juraba que BATIG iba a ser mi cable de conexión con mi país, pero na.. no es así. Y si no es por mi amigazo Juan (que a estas alturas debe ser la persona más mencionada en este blog, incluso sobre el propio de mi yo mismo), experto analista bloguístico, quien postula dos razones para explicar el gringo effect en mi blog (1: “ya no renuevas tus calcetineras mechonas cada año” y 2: “la gente de allá te lee por primera vez y se pone a leer el blog completo.. y eso significa MUCHAS visitas”), yo ya CASI que pensaba que mis amigos de Chile ya me olvidaron y que debería concentrarme en mis amigos de USA que ahora me quieren y me acompañan. CASI. Menos mal que Juanito me convenció y me salvó de caer en depresión y llorar todos los días secándome las lágrimas con mi bandera chilena extra gigante que compre en Meigg’s. Grande Juan, hijo de tigre y padre de león.

Hecha esa aclaración, démosle con lo que nos convoca. Fui a Atlanta!!! YAAAAAY! Aproveché un fin de semana de por ahí y fui a visitar las mismísimas tierras de los juegos olímpicos. La verdad es que no le tenía mucha fe a la ciudad, pero resultó ser bonita y nice. No es la entretención total como Austin, ni mil películas juntas como New York, pero igual salva. Además mi motivación principal era visitar a mi amigo Diego, quien ya lleva como mil años haciendo un phd allá y me había contado tanto sobre sus amigos atlánticos que no me quedaba otra que ir a conocerlos. La pasé terrible de bien. Mi lugar favorito (partimos con todo) fue la plaza esa que construyeron para los juegos olímpicos. Es demasiado linda y es un lugar muy particular, nunca había visto algo así. El uso del espacio es otra volada, algo demasiado bien diseñado. Una delicia para pasear. Además tiene miles de referencias a los juegos y a los diversos deportes involucrados. Es terrible entretenida para ser solamente una plaza.

olimp

Los anillos olímpicos!

Cerca de esa plaza está el mundo Coca-Cola, donde guardan la fórmula secreta de esta bebida de los dioses. Era mi sueño estar ahí. Lo cumplí. Cuentan la historia de la Coca-Cola, hay exposiciones con todo el arte-onda cocacolístico, una sala de cine 4D, una sala de cine con comerciales, el osito Coca-Cola para sacarse una foto con él y un lugar donde uno puede tomar infinita Coca-Cola y probar, literalmente, casi todas las bebidas del mundo (desde mi querida Inca Cola, hasta cuestiones de India, China, Marruecos, Australia, etc). Yo esperaba Bilz o Pap representando a Chile (de hecho casi ni pude dormir la noche anterior pensando cuál de las dos habían elegido como representante), pero na.. habia una cuestión de manzana que nadie conoce (segun Diego, quien es mucho mas viejo que yo, la vendían antes). Es un buen lugar para visitar si no eres de eso que odia la Coca-Cola porque es el símbolo del capitalismo y la cuestión. Si ese es tu pensamiento… qué puedo decir?… siempre Coca-Cola locoh.

coke2

En esta bóveda tienen escondido el secreto

Siempre amigos, siempre Coca-Cola

Siempre amigos, siempre Coca-Cola

Atlanta es terrible funny por dos cosas:

1) Todas las calles se llaman Peach Tree (les juro.. esta Peach Tree, North Peach Tree, Peach Tree Road, Peach Tree Boulevard, Diagonal Peach Tree, Peach Tree Street, Peach Tree St., Peach Tree Avenue, Three Peaches, Pitch Tree, Peach Tree Way, Peach Tree Walk y un LARGUÍSIMO etc)

2) A todo le ponen “little”. Es como lo opuesto de Texas (que acá todo lo agrandan.. porque Everything is bigger in Texas pos cabrito). Por ejemplo la cafetería bkn se llama “little coffee”. O el restaurant bkn se llama “Little Restaurant”. O los cinco puntos más bknes se llaman “Little Five Points”. O la banda más taquilla se llama “Little Jimmy and his Little Band” y tocan en “The Little Bar”. Es para morirse de la risa (bueno.. un poquito).

De los amigos de Diego conocí al gran Rodolfo Carvajal, que es muy famoso pero no había tenido el honor. También a los roommates de Diego, Tim (the Pirate) y Daniel (el marica), que son super chistosos y buena tela (ademas tienen sus típicas peleas/reconciliaciones como de bromance que me entretuvieron todos los días). Hicimos caleta de asados (con Andres,  otro pro más). Conocí a la Tamara, la esposa de Gustavin, que habia escuchado caleta de ella, pero no habíamos coincidido. Terrible buena onda, no esperaba menos de la esposa de Gustavo, the latin lover master. Con Tamara, Gustavo y Diego fuimos a Piedmont Park. Es tremendo parque (cáchense que limita al norte con Peach Tree Street, al este con Peach Street Avenue, al oeste con Peach Street y al sur con Avenida Peach Tree!! cuatico!!!). Es demasiado bonito. Lamentablemente no saque fotos, estaba impactado mirando. Imagínense el parque más genial que se les ocurra y multipliquenlo por dos. Notable no?

Tamara texana, Gustavo texano y Seba todo el style Astroza

Tamara texana, Gustavo texano y Seba todo el style Astroza (esta foto la saqué del fcbk de Gustav)

El que parece japones es realmente gringo (Tim) y el que parece colombiano es colombiano (Daniel). Los roommates de Dieguin.

El que parece japones es realmente gringo (Tim) y el que parece colombiano es colombiano (Daniel). Los roommates de Dieguin. Esta foto la saqué del fcbk del Diego.

Como Diego es terrible buen guía me llevó a muchos lugares muy geniales. Eso sí pasamos por un periodo en que le dio por mostrarme cosas que se parecían a Austin. Eso estuvo como medio freak (porque yo paso casi todos los días en Austin), pero igual me entretuve. Tenían como dos cuadras en una calle (adivinen como se llama) con cierto aroma a Austin. Buen intento. También me llevaron a un bar con música en vivo (que es equivalente a ir a comprar pan a la esquina en Austin) que de todas maneras tenía su onda, pero todos me molestaban que puse cara de aburrido. Es que la banda era media malita.. era como un loco que invitó a todos sus amigos que sabían tocar a algun instrumento al escenario (eran fácil 10 personas). Entretenían a su público, les doy eso, pero no les faltaba calidad. Lo único salvable era la bajista. Tremenda la niña. Aunque hay que decir que en Austin todo el mundo toca en alguna banda, asi que hay caleta de niñas bajistas (es como lo mínimo que uno puede pedir). La que destaca es la que es bajista en varias bandas.

Obviamente aproveché de visitar Georgia Tech, que es como la escuela para ingenieros industriales más prestigiosa del mundo. No sé cómo, pero hay varios chilenos ahí (unos 8). Simultáneamente, hay caleta de turcas. Las turquitas amigas de Diego eran terrible geniales, la pasé extremadamente bien con ellas. Primero fuimos al “Little Turkish Restaurant”, donde probé la comida turca. La encontré muy buena. Lo que más me gusto es una bebida que tienen que basicamente es yogurth con agua y sal. Es riquísima! Más encima es super fácil de hacer. También comí varios platos con nombres que ni me acuerdo. Despues fuimos a la casa del Diego a tomar café turco, que es otra cosa en cuanto a café. Incluso me gustó. Además se prepara de una manera especial, con unos utensilios especiales y con un rito especial. Al final tomaron mi taza y me leyeron el futuro al más puro estilo Harry Potter. Fue notable.

Bahar, Isil, Ezgi, Dilara y texan Diego leyendome la suerte.

Bahar, Isil, Ezgi, Dilara y texan Diego leyendome la suerte.

Georgia Tech!

Georgia Tech

Little garden en Georgi  Tech

Little Garden en Georgia Tech

Otra cosa super obvia (y perdónenme lo nerd al mencionarlo) que visité fue el transporte público de Atlanta, también conocido como “MARTA – I’m the number one”. Al igual que casi todo el transporte público en Estados Unidos, promete mucho y cumple poco. El metro igual era bonito, pero como el de Santiago no hay. Sí.. a mi me encanta el de Santiago, igual yo creo que la mayoria no lo aprecia porque lo ve todos los días, pero uno aprende a mirar lo bello de su propia tierra cuando se ausenta un tiempo y después vuelve. A mi me pasó. Fue como visitar Santiago siendo turista. Sentir esa emoción de descubrir algo nuevo, lugares desconocidos y situaciones impensadas… pero en tu propio hogar. Por eso yo creo aprecio más nuestro metro que la gran mayoría de las personas. Bueno, la cosa es que MARTA igual da jugo. A pesar de que lo ocupé pocas veces, me tocó mucha espera y hasta se murió el conductor del tren en el que me subí (true story). La cuestión se quedó parada en la estación de Martin Luther King y, como 10 minutos después, se les ocurrió ir a mirar qué pasaba y el conductor había muerto. O bueno.. no sé si muerto.. pero no se movía y la gente se tapaba la cara cuando lo veía o trataban de retratarlo para instagram. Yo creo que las condiciones laborales deben ser extremas para esa pobre gente y el tipo murió simbólicamente en la estación de Martin Luther King.

Una foto de MARTA que saque del blog de Diego: damr.wordpress.com

Una foto de MARTA que saqué del blog de Diego: damr.wordpress.com

A todo esto.. fui al memorial de Martin Luther King Jr. (quedaba en la intersección de Peach Tree con Peach Tree) y por fin caché qué onda ese loco (miren este post homenaje que alguna vez le hice sin siquiera conocerlo). El tipo era como un abuelito de Obama (o quizás papá), que ponía cara de enojado cuando hablaba y eso le daba tanto peso a sus palabras que uno queda para adentro cada vez que ve sus videos de discursos. La embarró. El tipo puede estar reclamando de que le pusieron mucha sal a las papas fritas del Whataburger (cosa que nunca pasa, porque Whataburger es la perfección hecha comida) y uno lo escucha atento y asintiendo con la cabeza cada vez que llega a un punto seguido o aparte..y es más… a uno le dan ganas de dejar todo botado y salir a la calle a reclamar por las papas fritas. La cosa es que Martin Luther King Jr. vivió en Atlanta y dejó la embarrada luchando por los derechos de los Afroamericanos (gente de color, negros,  gente de color negro, etc). Y uno pensaría que esto pasó hace tiempo, pero no, lo sorprendente es que fue como el año pasado casi. Cuatico. El tipo fue premio Nobel de la Paz (igual que su nieto, claro que con méritos muy distintos…), murió por su causa y es recordado con este tremendo memorial. Visita obligada creo yo. También uno puede ir a sapear la casa donde vivió, pero nosotros no fuimos y nos contentamos con ver un mini-documental al respecto que estaba super bueno (salen las típicas anécdotas que tu familia cuenta para avergonzarte frente a tus amigos, pero versión Martin Luther King y con una narradora que, lejos de ser Kramer, imitaba las voces de toda la familia).

La tumba de Martin Luther King Jr.

La tumba de Martin Luther King Jr.

I have a dream

I have a dream

La llama que llama

La llama que llama

Yo también aproveche de que estaba con los amigos de Diego y les conté un par de cosas para avergonzarlo. Por ejemplo les dije que Diego vivía en el zoologico (Buin Zoo), cosa que había mantenido oculta durante todo este tiempo (desconozco cómo se las arregló para sacar de facebook esas fotos donde sale en su pieza/jaula cuando era chico). Y eso que la Camileishon (hermana de Diego) fue para Atlanta, estuvo como 7 meses allá y no les contó nada de que ella es la Camila Vallejo de los animalitos, luchando por sus derechos y exigiendo que no sean devorados. Estos Moran son buenos para esconder su pasado. Igual no mencioné mucho detalle porque pensé que así después nunca mas me iban a invitar (hay que guardar algo de material para próximas visitas).

Este el cereal que los vecinos de Diego comen mientras bailan chuchuca

Este es el cereal que los vecinos de Diego comían mientras bailaban chuchuca

Dicen que un viaje es importante en la medida que cambia tu vida. Siguiendo esa lógica, este viaje es uno de los más importantes que he hecho. Resulta que como tenemos diferencia horaria con Chile en Texas (a veces vivo hasta 3 horas en el pasado), de repente a algun lokillo o lokilla le da por mandarme mensajes tipo 7am de Chile… y mi celular empieza a sonar con notificaciones a eso de las 4am de acá… interrumpiendo mis dulces sueños. Yo solía dejar el celular con el volumen a todo chancho porque lo uso de despertador. Le conté ésto a Diego en Atlanta y el loco me enseñó que puedo dejar el celular en silencio e igual va a sonar fuerte la alarma del despertador. Genio! Sin duda mi vida seguiría siendo un desastre si no hubiera visitado Atlanta, la ciudad de la luz. Ya saben chiquilines, no hay excusa para no contactarme. Si quiero dormir, lo tendré en silencio.

Así que estoy entero contento de haber estado por esos lugares. Espero los atlánticos pronto me visiten acá en Austin, hay un par de cosas raras esperandolos.

Veni, vidi, vici.

(Na que ver, pero siempre quise terminar un post con una frase en latín)

(Igual va a tener que ser para la otra…)

Anuncios

Tatuaje

A veces llego a casa con un regalo
y no puedo entrar, tienes cerrado.
Golpeo, abres, tienes el rosto manchado.
En mi propio hogar soy un invitado.

Tomo lo que traje y lo dejo
en el lugar que nunca me acuerdo.
Te cuento que estuve enfermo,
confieso que casi quedo sin aliento.

Otras veces simplemente me gana la pena
y me quedo horas bajo la puerta de madera.
Sé que ya no es tu problema,
pero no niegues que nos une una estrella.

¿Tienes conciencia de lo qué hiciste?
¿Es acaso la tinta en tus manos invisible?
Por tí me sentí indestructible,
hasta que tú- bella paradoja- me venciste.

Debería darme vergüenza,
si al final yo fui el que tiró la cuerda,
el que ahora intenta y le cuesta,
el que te encontró, sin querer, en una taberna.

No te preocupes, no te voy a perseguir.
No me preocupes, ni se te ocurra venir.
Dedícate allá a ser una buena actriz
que yo acá tus mentiras voy a aplaudir.

Tenías pintura en tus manos
y sin darte cuenta tus ojos has coloreado.
Ahora en tu cara el secreto está tatuado.
¿Alguien notará lo que ha pasado?